País
Jueves 07 de Enero de 2016

Una familia argentina fue corrida a tiros en una ruta del sur de Brasil

Fue anteayer en la ruta BR 285, rumbo a Florianópolis. Dos autos los encerraron, un delincuente les apuntó con un arma y les pegaron cuatro disparos en el coche.   

Una familia cordobesa fue atacada a tiros anteayer en una ruta de Brasil durante un presunto intento de robo ocurrido mientras viajaban hacia la ciudad de Florianópolis para pasar sus vacaciones.

La familia de Darío Osvaldo Agüero, un mecánico cordobés de 42 años, sufrió el ataque a tiros en el vehículo en el que viajaban en la mañana del martes en Passo Fundo, en la región norte del Estado de Porto Alegre, a unos 400 kilómetros de la provincia de Misiones.

El matrimonio y dos hijos menores viajaban por la ruta BR 285, en el kilómetro 313, próximo a la entrada hacia el distrito de Pulador, cuando fueron atacados.

En ese lugar, los delincuentes, que se desplazaban a bordo de un Volkswagen Gol rojo y otro vehículo de color verde, intentaron interceptar el Renault Duster conducido por Agüero.

El ocupante del vehículo verde le apuntó con una pistola ordenando al argentino que parara en la banquina.

Según publicó ayer el portal Misiones Online, el mecánico contó que aceleró, incluso chocando contra el auto de los asaltantes, y huyó a alta velocidad.

El turista reveló que a pesar de que escuchó tiros de arma de fuego, igual siguió la fuga, haciendo que los asaltantes desistieran del robo. Al parar después en una estación de servicio en el kilómetro 302 de la ruta BR 285, en Passo Fundo, Agüero constató que el vehículo había sido alcanzado por cuatro proyectiles.

Dos dieron de raspón en la rueda trasera izquierda, otro en un costado y un cuarto disparo en la puerta del conductor, sin provocar heridos.

Efectivos de patrulleros de la Policía Rodoviaria Federal les recibieron la denuncia a los turistas argentinos, que retomaron el viaje en dirección a Florianópolis, donde pasarán las vacaciones después del susto por el intento de asalto y la persecución a tiros que sufrieron a manos de delincuentes.

Imprudencia argentina. Por su parte, portales de noticias de la localidad brasileña de Ijuí, donde anteayer chocaron una camioneta con turistas misioneros con un camión, informaron que la imprudencia en la conducción por parte del argentino fue el motivo del accidente grave ocurrido en la BR 285, alrededor de las 10.30.

Por el hecho hay cuatro personas internadas, dos de las cuales se encuentran graves, Julio Campuzano, quien tuvo traumatismo de cráneo y está en estado gravísimo internado en el hospital de Caridad de Ijuí (fiscal asistente del Tribunal de Cuentas de Misiones), y su hijo, identificado como Juan Campuzano de 24 años.

"El conductor de una camioneta Toyota de Argentina no pudo terminar de adelantarse a otro vehículo y terminó chocando de frente contra un camión cargado de combustible". Según la prensa brasileña "el argentino ignoró por completo las señales de tránsito e intentó sobrepasar a otro vehículo en un lugar prohibido ya que existía doble línea amarilla combinada".

El fuerte impacto llegó a marcar el asfalto del carril contrario al de la camioneta, donde se produjo el choque.

"Los argentinos, por desgracia, tienen la costumbre de circular por encima del límite de velocidad habitual en las carreteras brasileñas". También los comunicadores de Brasil se quejan de que esto suele ocurrir, porque a pesar de las infracciones que se cometan, rara vez las multas llegan a los turistas.

Por eso piden que se realicen en las fronteras campañas de educación vial destinadas a los visitantes de nuestro país.

Comentarios