País
Martes 14 de Junio de 2016

Una empresa proveedora de Puma cerrará en San Luis y 200 empleados serán despedidos

La planta llegó a producir 1.400 pares de zapatillas por día, que eran terminadas en la planta de Puma en La Rioja y otros 1.600 pares ensamblados. 

Unos 200 trabajadores de la fábrica de insumos de calzado deportivo Herzo, en San Luis, proveedora de la alemana Puma, quedarán sin trabajo desde agosto próximo debido a la caída en ventas que se producirá por la apertura de importaciones, anunciaron hoy los dueños de esa pyme.
Ubicada hace 30 años en la localidad de Concarán, la planta llegó a producir 1.400 pares de zapatillas por día -que eran terminadas en la planta de Puma en La Rioja- y otros 1.600 pares ensamblados.
Marcelo Iglesias, apoderado de Herzo, explicó que se hace "bastante difícil competir ante los productos de China y Brasil", donde hay salarios más bajos, y aclaró que no tienen "problemas financieros ni económicos, pero no nos podemos sostener".
Iglesias advirtió que "las importaciones que se abrieron a partir de diciembre" próximo afectaron en forma considerable a la empresa, sobre todo por el ingreso de productos desde China y Brasil.
El directivo señaló que a partir de la última paritaria que regirá desde junio, en la que se pactó una mejora del 22%, el sueldo de un trabajador del sector "pasará a ser de 1.500 dólares, cuando en Brasil es menos de 600 y en China, apenas 240".
En declaraciones radiales, explicó que ante este panorama la compañía Puma decidió importar los productos desde esos dos países.
"Acá hay 194 personas trabajando, son 200 familias que dependen de la fábrica en un pueblo de 5.000 habitantes, y todos los empleados saben que vamos a cerrar, hablo con ellos como hablo todos los días", indicó el directivo.
Afirmó que la compañía indemnizará a todos los empleados y aclaró que la empresa "no tiene ningún problema financiero, sólo le falta trabajo".
Subrayó que "desde 1999 no tenemos promoción industrial, nosotros no necesitamos plata, lo que necesitamos es trabajar, y el gobierno parece que no lo entiende".
Herzo es una fábrica textil que produce accesorios para calzado deportivo y el proveedor más importante del país de mochilas y carteras Puma, mientras cuenta con un establecimiento de venta al público.
"Tratamos de ver cómo hacíamos para transformar la planta pero no llegamos a tiempo porque Puma desde agosto no tiene plan para nosotros", remarcó Iglesias. Fuente: NA

Comentarios