Mundo
Lunes 14 de Diciembre de 2015

Una cordobesa furiosa y armada con un ¿lápiz labial?

Por descuido o intencionalmente, quien conducía el Toyota esta madrugada lo estacionó frente a la cochera de un edificio sobre La Cañada, en el tradicional barrio cordobés Güemes, a pocas cuadras del centro.

Una mujer que llegó después e intentó entrar descargó todo su enojo sobre la chapa blanca impecable del auto. Gastó todo un lápiz labial rojo en escribirle leyendas en el capot, el techo y los costados.
 
"¡Maldito infeliz! No pude entrar a mi cochera por tu culpa. Buscá la patente en el Tribunal de Faltas", es el principal escrito sobre el Toyota, parado frente al portón señalizado por el cartal "prohibido estacionar".
 
"Me quedé afuera por tu culpa infeliz", continuó quien tomó al auto por una suerte de pizarrón. Con el espacio del capot terminado, siguió por el baúl: "Prohibido estacionar"; concepto que repitió en el techo.
 
Fuente: lanacion

Comentarios