País
Sábado 22 de Agosto de 2015

Una chica se tiró de un taxi por miedo a que el conductor la violara

La joven contó que el hombre del destino que ella le solicitó y como no respondía a sus reclamos se bajó del vehículo cuando frenó en un semáforo. Contó que en la policía la desalentaron a hacer la denuncia. 

Una joven de 20 años se tiró de un taxi en el barrio porteño de Palermo después de que el conductor se desviara muchísimo del destino que era Complejo Costa Salguero y no le diera explicaciones. "La verdad pensé que me podía llegar a violar o secuestrar", aseguró. 
Sofía Betancur, de 20 años y estudiante de turismo, se subió a un taxi en avenida Costanera y Sarmiento, barrio de Palermo, sin saber la situación que tendría que vivir. La joven se bajó de un colectivo de la línea 37, ramal 4, a las 9.50 y paró el vehículo, un Fiat Siena modelo 2010 -asegurándose de que tuviera cartel de radiotaxi-, para preguntarle qué calles le convnía tomar para acercarse a Costa Salguero, adonde iba por trabajo. Debido a la intensa lluvia de ese día, el conductor del rodado, perteneciente a una empresa de radiotaxi, le aseguró que las calles estaban anegadas y que no podía acceder caminando. "Por cómo estaba el día le crí y me subí", explicó Sofía en diálogo con diario Crónica.
"Me dijo que daba la vuelta porque teníamos que ir por el sentido contrario de donde lo tomé. Cuando miro, me doy cuenta de que seguía yendo por el sentido contrario. Le pregunté por qué nos metimos por ahí y me dijo que se tuvo que desviar, le repetí la dirección y no me respondía. Al ver que se mete por las calles de adentro de Palermo, en un semáforo le repetí que estaba yendo por otro lado y seguía sin responder".
Como la tensión de la situación iba en aumento, Sofía le sacó una foto a la ficha del taxi, la mandó a un grupo de WhatsApp y le avisó al conductor que se bajaba ahí, pero elsujeto intentó acelerar. "Por suerte me bajé rápido, con el auto en movimiento, la verdad pensé que me podía llegar a violar o secuestrar", dijo todavía con temor. 
Con ayuda de un guardia de seguridad llamó a la policía y fue llevada en patrullero a la comisaría 53, en República Árabe y Siria 2961. En dicha dependencia le dijeron que probablemente la "pasearon para cobrarle más plata" y que le podía "jugar en contra si llega a ser mentira, por falso testimonio". "Si querés hace la denuncia, pero mirá que te tenés que quedar toda la mañana acá y es muy feo", le dijeron los oficiales, a los que no hizo caso. "Si me hubiera paseado, me hubiera pedido que le pague cuando me baje", dijo la víctima. 

Fuente: Minuto Uno

Comentarios