Policiales
Miércoles 29 de Julio de 2015

Una adolescente denunció que la drogaron y abusaron en una fiesta privada

El hecho se produjo en un departamento de la zona de Olivos, Buenos Aires. El juez ordenó Cámara Gesell para la víctima y sus amigas.

Salió a la luz que varios estudiantes de la Escuela Escocesa San Andrés en Olivos, una de las más tradicionales y prestigiosas del país, son investigados por un hecho de abuso sexual ocurrido en una fiesta el último 6 de abril. Según la denuncia de la principal víctima, una chica de 16 años, al menos cinco varones la encerraron en una habitación para comenzar a desnudarla e intentar abusar de ella, con presencia de alcohol, éxtasis y marihuana en la reunión.
De acuerdo con el relato, dos amigas de la chica estaban del otro lado de la puerta y oyeron decir a uno de los imputados: "Esto está pasando porque no quiere hacer lo que nosotros le dijimos que haga".
Daniel Togni, a cargo de la Fiscalía de Menores Nº 6. maneja el expediente con estricta reserva bajo la carátula de "averiguación por abuso sexual", junto al Juzgado de Menores Nº 1 en los Tribunales de Talcahuano, subrogado por Alejandro Sileruelo con Gonzalo Oliver como secretario. Por lo pronto, Togni ordenó exámenes que pueden ser instrumentales para resolver la causa: ya están siendo peritados varios teléfonos secuestrados y cámaras de seguridad del edificio de Libertador. El fiscal también allanó el departamento 48 horas después de haber recibido la causa, que estuvo varias semanas en el fuero penal ordinario y no en la Justicia de menores.
Togni confía en la certeza del testimonio de la víctima, que enfrentó una cámara Gesell. El fiscal también requirió que las amigas presentes se sometan al mismo test psicológico.
Hasta ahora hay tres imputados, dos menores de edad y uno mayor, con abogados defensores constituidos.
Mariano, el padre de la víctima, reveló que halló a su hija inconsciente y que estuvo internada y contó pormenores del caso. "Ellas ya los conocían, habían compartido fiestas en común. Iban al SIC de más chicos. Imaginaron que iban a ir a una fiesta normal. Me llamó el padre de uno de los chicos 45 días después. Quería tomarse un café, justo el día que lo iban a allanar. Me dijo que los chicos de él eran buenísimos y que ya habían sido castigados. Me pareció muy frío. Tengo entendido que el papá de estos chicos es un funcionario".
"En el teléfono de mi hija, en Whatsapp, vi una foto de los imputados en ropa interior con una cierta actividad sexual. La vi yo personalmente", relató el hombre.
Infobae

Comentarios