Mundo
Domingo 26 de Julio de 2015

Un tiburón blanco mató a un buzo que estaba pescando en la costa de Tasmania

El inspector de la policía de Tasmania, David Wiss, dijo a los medios que el hombre de unos 50 años estaba buceando con su hija en el momento del ataque.  

Un hombre murió ayer por el ataque de tiburón blanco en Australia cuando estaba pescando vieiras con su hija cerca de la isla María, en Tasmania (sur), provocando gran consternación entre los habitantes de la zona, en la que habitualmente no se registran este tipo de incidentes. El ataque mortal se produjo después de que un gran tiburón blanco fuera visto el viernes por la zona.

   El inspector de la policía de Tasmania, David Wiss, dijo a los medios que el hombre de unos 50 años estaba buceando con su hija en el momento del ataque.

   “Según la información que tenemos, la hija volvió al barco y el padre volvió al mar para recolectar más vieiras”, informó el funcionario.

   “La hija se preocupó y decidió bajar y ver cómo estaba su padre, y ahí vio a un tiburón muy grande que lo atacaba”, señaló. Después la joven volvió a la superficie para lanzar una señal de socorro y ayudó a su padre a subir con la manguera. “Pero lamentablemente tenía heridas mortales”, explicó Wiss.

   El ataque ocurrió en la zona conocida como Triabunna, frente a la costa este, cerca de donde un gran tiburón blanco de 4,5 metros de largo había sido visto el viernes, dijo el guarda Peter Lingard al periódico The Examiner. Un ataque fatal previo de tiburón en las costas de Australia ocurrió en febrero, cuando el turista japonés Tadashi Nakahara, de 41 años, perdió ambas piernas tras ser atacado por un gran tiburón blanco de tres a cuatro metros de largo, mientras surfeaba en Ballina, 1.600 kilómetros al norte del sitio del ataque de ayer.

   El nuevo ataque ocurrió mientras el surfista profesional australiano Mick Fanning regresó al agua por primera vez desde que luchó el pasado fin de semana con un tiburón durante una competición en Sudáfrica de la Liga Mundial de Surf. Ese ataque fue grabado en video y sobrevivió ileso.

   La policía de Triabunna advirtió sobre le hecho a los propietarios de embarcaciones y buzos para que se mantuvieran fuera del agua.

   Simon Cormelio, un buzo que recolecta vieiras, dijo que había unas dos docenas de personas practicando la actividad en la zona del accidente fatal. Dijo que estuvo buceando en la zona tres veces en las últimas dos semanas y que no había escuchado ninguna advertencia de la existencia de escualos en las cercanías.

   “Es muy triste lo que pasó y da miedo”, dijo. “Todo el mundo está muy preocupado ahora”, precisó.

   El presidentye de la La Asociación de Pescadores de Tasmania, John Hammond, dijo que del encuentro fatal es muy popular entre los buzos aficionados pero era raro ver a los tiburones en el agua. “Hay poca profundidad y la temperatura es de sólo 11 a 12 grados”, dijo.

   “Por lo general, lo único que podría atraer a los tiburones a las aguas menos profundas es algún cardúmen de peces, y no hemos visto ninguno alrededor”, indicó. “Es muy, muy inusual lo que pasó”.

   De acuerdo con el archivo de Ataques de Tiburón de Australia de Taronga Zoo, ha habido sólo un ataque fatal de tiburón en los últimos años en Tasmania. El hecho ocurrió en 1993, cuando fue asesinado madre de cinco hijos Teresa Cartwright mientras que el buceo cerca de una colonia de focas en la isla Décima en la costa norte de Tasmania.

   El alcalde de Glamorgan Spring Bay, Michael Kent, dijo que el incidente era “absolutamente devastador”. “Es un área recreativa. La temporada de vieira ha sido muy buena para los pescadores profesionales y para los aficionados, y al final tenemos un desastre como como este”, dijo. “Toda la comunidad aquí está profundamente en shock”.

Comentarios