País
Miércoles 25 de Febrero de 2015

Un senador K insistió en el móvil homosexual en la muerte de Nisman

Salvador Cabral salió a decir semanas atrás que el fiscal de la causa Amia murió a manos de su "marido" luego de descubrir una supuesta infidelidad.

Lejos de llamarse al silencio, el senador kirchnerista Salvador Cabral redobla la apuesta. "El caso Nisman se trató de un crimen pasional homosexual", había dicho días atrás. Inclusive, consideró que fue el propio Gabriel Lagomarsino quien le disparó en la cabeza al exfiscal. Por esas declaraciones, la fiscal Viviana Fein lo citó a declarar.

Cabral confirmó que lo hará por escrito, que enviará una copia a cada senador y que luego de los 30 días de secreto de sumario lo publicará a través de una solicitada en un matutino porteño. Pero avisó que aún no recibió las preguntas de la fiscalía. "Voy a mantener todo lo que dije en los medios", señaló a este portal.

El senador K se molestó con este medio por haberlo llamado para agregar detalles, ya que "el representante de la carne, el gordito que agarró a trompadas a (Mauro) Viale (por Alberto Samid), manifestó lo mismo que yo y nadie dijo nada". "Esto es por los periodistas chatarra", sentenció.

A diferencia de lo que había dicho en los medios hace una semana, esta vez Cabral no fue tan determinante para hablar de lo sucedido en el departamento de Nisman: "No sé si habrá sido Lagomarinso. Lo único concreto es que hay una arma y un joven, sin los cuales el delito no existía". Luego no quiso brindar más detalles ya que "todas las pruebas las verás por escrito. Ya te vas a sorprender".

Crimen pasional homosexual. Cabral dijo que la muerte del fiscal Alberto Nisman se trató de "un crimen pasional entre un amor homosexual", donde "el marido, digamos así, que es el flaquito que le llevó la pistola (se refiere a su colaborador Diego Lagomarsino), lo encontró en situaciones amorosas al muerto y le pegó un tiro en la cabeza amorosamente".

Según la teoría del senador por Misiones, esto se deduce por la declaración de la testigo Natalia Fernández que estuvo presente en el departamento de Nisman a la hora del allanamiento de las autoridades. Para Cabral, "es un cadáver que la mafia, los servicios le tiraron al gobierno encabezado por (Antonio) Stiuso. Creyendo que con eso se iba a producir una crisis política de mayor profundidad que no se produjo".

Perfil

Comentarios