San Juan
Viernes 25 de Noviembre de 2016

Un sanjuanino recibió un riñón de un donante de San Luis

El donante tenía 50 años y falleció por un ACV. El resto de los órganos fueron para una mujer de 55 años. Señalaron que las córneas también serán trasplantadas.

Un sanjuanino de 48 años recibió el riñón de un donante puntano quien murió de un ACV.

“Él viajaba mucho, era un turista de la vida. Decidimos hacerlo para que sus órganos sigan viajando en otras personas”, dijo la familia. Sin lugar a dudas es una elección difícil de hacer, pero también muy generosa, ya que avalar la donación de órganos de un hombre de Santa Rosa del Conlara que falleció a los 50 años por un ACV hemorrágico, salvó y mejoró la calidad de vida de 4 personas, entre las que está una puntana. Perdió la vida el martes, pero el miércoles la ganaron otros.

“Falleció el 22 de noviembre a las 4 de la tarde. Los médicos de terapia y el coordinador hospitalario hablaron con la familia, y ellos tomaron la decisión de donar los órganos”, dijo María Eugenia García, responsable del CUCAI en San Luis. Miriam del Carmen Vélez, esposa del difunto, recordó el momento: “Cuando nos dijeron de esa posibilidad, miré a mis hijos y les dije ‘¿por qué no?’ Era un hombre tan bueno, que siempre le daba a los demás. Fue una decisión que tomamos en el instante”.

A partir de ahí se inició el operativo con el mantenimiento del donante, que como tuvo una muerte cerebral, mantuvieron su corazón bombeando sangre al cuerpo, hasta las 8 de la mañana del día siguiente. “Los órganos relacionados son el corazón para un varón de 53 años de Mendoza, el hígado a un hombre de 44 años de La Pampa, un riñón a una mujer de 55 años de San Luis, y el otro riñón a un masculino de 48 años de San Juan”, detalló, y agregó: “Las dos córneas se están distribuyendo, pero aún no sabemos a quién corresponden, lo que sí estamos seguros que van a ir a gente joven porque son de muy buena calidad”.

Para García, el acto de donar órganos tiene múltiples beneficios, tanto para los trasplantados como para los seres queridos de la persona que perdió la vida. “Quiero recalcar a la familia, nunca vi una igual. Estuvieron excelentes. Siempre que dona un familiar, terminan agradecidos. Sacan algo muy bueno de esta situación, porque tienen otro tipo de duelo”, opinó.

Sin embargo, más allá de apreciaciones personales, la responsable del CUCAI sostiene su pensamiento también con fundamentos científicos. “No hay nada malo en la donación y el trasplante de órganos. Está comprobado en todo tipo de estadísticas que donar órganos hace bien, la familia del donante tiene otro tipo de duelo, los pacientes trasplantados ganan días y calidad de vida. Desde donde se lo mire esto es bueno. Cuando ves los familiares que te agradecen, después de darles la peor noticia que es anunciarles el fallecimiento de un ser querido, no tiene comparación alguna”.


Fuente: La República

Comentarios