Ovación
Martes 21 de Julio de 2015

Un repaso histórico: Ricardo Infante festejó y nació “el gol de rabona”

El gol de Calleri ante Quilmes fue la jugada del fin de semana que recorrió el mundo. Esa jugada fue bautizada como gol de rabona en 1948 después de una exquisita definición de un jugador de Estudiantes de la Plata. 

El gol de rabona que hizo Calleri ante Quilmes será inolvidable para el mundillo futbolero. Es una jugada que no se da con frecuencia y será recordada con el paso de los años. La definición lleva su nombre desde 1948 gracias a un gol de Estudiantes de La Plata.
Ricardo Infante, jugador del Pincha, hizo un golazo el 19 de septiembre de 1948 en el triunfo ante Rosario Central. La extraña definición sorprendió a todos en el estadio pero todavía no tenía un nombre de bautismo.
La crónica de diario Clarín la describió así: “El centroforward ladeó hacia el globo que venía por su izquierda, hizo pie también con ese lado y, cruzando la derecha por detrás de la zurda, recibió el esférico con un puntín de extraña precisión. El cuero se elevó y, como por un tubo, fue andando camino de la red mientras el estadio contenía el aliento y luego explotaba en una ovación formidable. ‘Hay que ponerle un nombre a esta jugada’, dijo alguien. Y surgieron las propuestas: ‘El gol de la sobrada’, opinaron en alguna parte. ‘El gol de la tijera’, exclamó otro. Y un tercero, hincha al fin, sentenció: ‘¡El gol infante!... y se acabó la historia’, Dijo eso y se acabó también el partido”.
La revista El Gráfico fue la que terminó por darle un nombre a esa extraña jugada. Allí apareció una caricatura de Infante, autor del gol, vestido de alumno con el título: “El infante que se hizo la rabona”. La influencia de la revista en el fútbol era tan importante que a partir de ese dibujo comenzó a llamarse gol de rabona.
Fue el Bichi Borghi uno de los que más veces la ejecutó y aún se recuerda al jugador surgido en Argentinos Juniors por esa habilidad. Ángel Di María la realizó muchas veces pero jugando en tierras europeas. El último gol en el fútbol argentino lo había festejado el Chacho Coudet en 1996 y con la camiseta de Rosario Central. 

Comentarios