Policiales
Martes 24 de Febrero de 2015

Un portador de HIV violó y le robó a una trabajadora del sexo

Se trata de un joven de 19 años que obligó a una prostituta a realizarle sexo oral. Luego abusó brutalmente de ella. Sucedió en Mar del Plata.

En un aberrante suceso, un joven de alrededor de 19 años robó y violó salvajemente a una prostituta, a quien a su vez obligó a que le practicara sexo oral.

El caso se registró en la ciudad bonaerense de Mar del Plata y el forajido, que consumó esta brutal agresión sin haber utilizado preservativo, le dijo a la mujer, antes de fugar, que se hallaba enfermo del virus de inmunodeficiencia humana (HIV).

Trascendió que el tremendo hecho se produjo cuando el individuo, que se desplazaba a bordo de un coche azul, detuvo la marcha del rodado en el cruce de Corrientes y Gascón, donde se hallaba la víctima, de 33 años.

El muchacho invitó a la prostituta a subir al automóvil, pero entonces la amenazó con un arma de fuego. De inmediato, el peligroso atacante violó analmente a la damnificada y también la obligó a la práctica de sexo oral.

Finalmente el depravado no dudó en despojar a la víctima de 1.200 pesos y después le indicó que bajara del vehículo. Antes de huir en el auto, el sujeto, que había consumado la violación sin la utilización de profiláctico, le señaló a la alternadora que estaba enfermo de sida. Posteriormente, lo ocurrido fue denunciado por la mujer en la comisaría 2ª de Mar del Plata.

En la jornada del lunes, los servidores públicos de la seccional realizaron una serie de procedimientos, con el objetivo de localizar al responsable del abuso sexual padecido por la víctima. Intervinieron en la causa los funcionarios pertenecientes al departamento judicial de Mar del Plata.

Las autoridades de los tribunales marplatenses ya dispusieron que la víctima sea sometida a diversos estudios para determinar si contrajo el virus HIV que se cree portaba el depravado. Mientras tanto, lo sucedido provocó enorme consternación entre las diferentes prostitutas que ejercen sus actividades en la ciudad balnearia. (Crónica)

Comentarios