Mundo
Miércoles 02 de Diciembre de 2015

Un perro se salvó de milagro después de que su dueño lo torturó con agua hirviendo

El pobre animal fue quemado por su dueño que estaba enojado porque el animal le había roto un celular. Después de provocarle serias heridas, lo arrojó por el balcón. Un grupo solidario logró salvarle la vida.

Un perro recibió una segunda oportunidad de vivir tras ser rescatado en la calle luego de que lo tiraran por un balcón del cuarto piso de un edificio en Chengdu, China. Antes de arrojarlo, alguien sumergió al cachorro en agua hirviendo y su cuerpo estaba cubierto por quemaduras.
El perrito, que recibió el nombre de Tuffy, sobrevivió a pesar de tener quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo gracias a los cuidados recibidos en la organización humanitaria Animals Asia, donde detallaron que fue rescatado por una diseñadora de 30 años llamada Yan Yingying.
Yingying llevó a Tuffy a una veterinaria y lo cuidó durante dos semanas pero la salud del cachorro de un mes y medio no mejoraba. Entonces, la mujer encontró Animals Asia en la web y lo dejó en manos de los veterinarios.
Ya en el hospital veterinario de Animals Asia, Tuffy comenzó un largo proceso de rehabilitación en el centro donde por lo general se cuidan osos rescatados.
Al principio el perrito no podía ni siquiera abrir los ojos y su piel estaba destrozada. Pero los tejidos cicatrizaron con el paso de las semanas y eventualmente llamaron a un cirujano de Hong Kong para que le operara las patas y los párpados, que habían quedado deformes por los vendajes.
Los cuidadores de Tuffy resaltaron que el mayor acto de bondad durante el tratamiento del perro no fueron los 3 mil dólares de donaciones para pagar los remedios ni el trabajo voluntario de un "Equipo Tuffy" especial, sino la actitud positiva, alegre y cariñosa que el cachorro siempre mantuvo.

Fuente: Minuto Uno
 

Comentarios