Mundo
Jueves 09 de Abril de 2015

Un niño murió por las heridas que le provocó su padrastro al violarlo

Le desprendió algunos órganos, provocándole una hemorragia fatal. Los abusos que cometía contra el bebé eran consentidos por la madre del pequeño. Sucedió en Venezuela.

El hecho no sólo conmociona al municipio de Guajira, en Zulia, Venezuela, sino al mundo entero. Un joven de 19 años, identificado como Ángel Alberto González González, violó salvajemente a su hijastro de 2, le desprendió el riñón, el páncreas y el hígado, y le provocó una fatal hemorragia interna. 

La víctima, Yohainer José Fernández Ramírez, era hijo de la pareja de González González, Yohanny Katerine Ramírez Palmar, de 22 años. Según trascendió, la mujer habría consentido la vejación e intentado ocultarla a la autoridades policiales.

De acuerdo a una publicación del sitio Noticia al Día, los acusados declararon que el bebé presentaba problemas estomacales desde hacía algunos días y que intentaron curarlo con remedios caseros que no dieron resultados. Como el dolor y el llanto no cesaban, lo llevaron al hospital, donde finalmente murió.

Los médicos denunciaron el caso y la policía inició las investigaciones, a la vez que detuvieron preventivamente a los padres. El resultado de la necropsia arrojó que la criatura murió por una hemorragia interna y que una violación le desprendió un riñón, el páncreas y el hígado. Además, el cadáver presentaba hematomas y lesiones de larga data.

Comentarios