Lunes 06 de Junio de 2016

Un niño de 4 años murió aplastado tras el derrumbe de un galpón en Mendoza

Aún buscan a su madre. El derrumbe se produjo cerca de las 14.30 en un galpón de calle Bandera de Los Andes en la localidad de Guaymallén.

Luciano Quevedo, el niño de cuatro años que quedó bajo los escombros en el derrumbe de parte de un tinglado en Guaymallén, fue encontrado muerto. Los rescatistas todavía buscan a su madre.
Parte de la pared de un galpón se derrumbó a las 14.30 de este lunes en el carril Bandera de Los Andes, cerca de la intersección con calle Las Heras, de Guaymallén, al lado del club San José.
Poco después de la tragedia comenzaron a buscar a Karem Quevedo (21), estudiante para Martillero Público y su hijo Luciano (4), quienes se encontraban en una de las tres viviendas linderas que se vieron afectadas por el derrumbe.
Después de más de seis horas de trabajo con canes y sondas, los rescatistas comprobaron que el chiquito pereció bajo los escombros. Sin embargo, todavía buscan a la madre.
El edificio se desplomó, probablemente, a causa de las lluvias de los últimos días. Estaba abandonado desde hace años, cuando dejó de funcionar la empacadora de frutas Cairo.
Según contaron los vecinos bajo los escombros quedaron además varios vehículos, ya que muchos usaban el lugar como estacionamiento.
Defensa Civil y Bomberos trabajan en la zona de la tragedia buscando a la otra víctima del derrumbe.

Fuente: Diario Uno

Comentarios