País
Viernes 28 de Agosto de 2015

Un fiscal pidió indagar a la madre y hermana de Nisman por lavado de dinero

La medida también alcanza al empleado informático Diego Lagomarsino. Lo solicitó el fiscal que investiga una cuenta bancaria en Nueva York.

La Fiscalía pidió las declaraciones indagatorias por supuesto lavado de dinero de la madre y hermana del fiscal Alberto Nisman, el empleado informático Diego Lagomarsino y el empresario Claudio Picón, que le cedió una camioneta de alta gama al funcionario fallecido.

El pedido del fiscal federal Juan Pedro Zoni le fue hecho al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien el martes pasado había adelantado que estaban investigando al entorno de Nisman por blanqueo y cohecho, tal y como —aseguró— lo hace la Justicia de los Estados Unidos.

Canicoba Corral resolverá en las próximas horas la fecha de las indagatorias, así como si hace lugar al pedido de la Fiscalía de embargos por 80 millones de pesos.

La causa por violación de normas bancarias y lavado de dinero se abrió por impulso de la Unidad de Información Financiera (UIF), luego de la muerte de Alberto Nisman, ocurrida el 18 de enero pasado en circunstancias aún no esclarecidas y luego de haber denunciado a la presidente Cristina Fernández de Kirchner y a otros funcionarios por encubrimiento a la República de Irán en el atentado a la Amia.

El dato para abrir esa investigación lo aportó la madre de las hijas del fiscal y querellante, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, quien revelara la existencia de una cuenta bancaria en el banco Merril Lynch en Nueva York por un total de más de 600.000 dólares que estaba a nombre de su ex suegra, Sara Garfunkel; su ex cuñada, Sandra Nisman, y de Lagomarsino, dueño del arma que se usó para dar muerte a Nisman, quien aparecía sólo como apoderado.

Depositantes. Entre los depositantes figuran los empresarios Damián Stefanini EM_DASHquien permanece desaparecido desde el 17 de octubre de 2014EM_DASH y Claudio Picón, sobre los cuales el juez dijo que "son gente que anda en actividades financieras raras, que por ahí pueden justificar algún dinero en el origen y no en el pago".

En un dictamen de 14 carillas, el fiscal Zoni reclamó que se convoque "a prestar declaración indagatoria a Sara Garfunkel, Sandra Nisman, Diego Angel Lagomarsino y Claudio Alejandro Picón, en tanto estas personas habrían ejecutado conductas con el fin de ocultar la verdadera titularidad de fondos y bienes reseñados, permitiendo con su accionar que se introduzcan fondos de origen espurio en el circuito legal".

Para la acusación, Nisman percibió según la Afip "entre el año 2009 y el año 2015" un total de "3.985.956,85 pesos" y tuvo gastos de tarjetas por "3.279.930 pesos" además de pagar expensas del country en el que vivían sus hijas y el alquiler del departamento de Le Parc en Puerto Madero (en donde habría destinado unos 72 mil dólares entre 2012-2014, más 212 mil pesos del último año sin contrato).

Se agregó a la lista pagos efectuados a un fideicomiso por más de un millón de pesos y "el valor de los terrenos identificados en la República Oriental del Uruguay del complejo Pueblomio Chacras de Manantiales" por "288.035 dólares", además de considerar "la totalidad de las transferencias calificadas como sospechosas recibidas en la cuenta del banco Merrill Lynch ascendió a la suma de 666.690 dólares".

"Lo relevante del presente caso es que durante el trámite de la presente investigación se ha logrado establecer la existencia de distintos bienes y fondos, que a pesar de aparecer vinculados a distintas personas que actuaran como testaferros, en realidad eran propiedad de Natalio Alberto Nisman, resultando sus montos exorbitantes para el perfil patrimonial del nombrado", dijo el fiscal.

Inconsistencias. Tras resaltar que "Nisman, en su carácter de funcionario público, se encontraba impedido de ejercer el comercio o cualquier actividad distinta a la de fiscal", Zoni sostuvo que "las inconsistencias patrimoniales detectadas establecen un cuadro indiciario suficiente para presumir la ilicitud del origen de los fondos con los que se adquirieron los bienes investigados".

"Bienes —añadió— cuya verdadera titularidad y origen se ocultó con el accionar de Sara Garfunkel, Sandra Nisman, Diego Angel Lagomarsino y Claudio Alejandro Picón. De este modo, el cúmulo de todas las circunstancias inusuales e irregulares evidenciadas confluye armónicamente como indicios precisos y concordantes sobre la posible comisión del delito de lavado de activos".

El dato que abrió la investigación

La cuenta bancaria en los Estados Unidos que se le atribuye al fallecido fiscal Alberto Nisman y su entorno familiar es una de las principales pruebas por las cuales la Fiscalía pidió ayer indagatorias por lavado de dinero. Se trata de una cuenta bancaria en la que Nisman figuraba como apoderado y en la que su madre, Sara Garfunkel, su hermana Sandra y el empleado Diego Lagomarsino figuran como titulares. “El me lo pidió porque le pedían demasiada documentación a él por ser persona pública”, declaró Lagomarsino. Según documentación que consta en la causa, Nisman en el formulario de apertura de la cuenta se inscribió como lawyer on practice (abogado en ejercicio) omitiendo su condición de funcionario. Incluso lo hizo como apoderado suscribiendo como titulares a su madre, su hermana y Lagomarsino.

Solicitan embargo de bienes por 80 millones

El juez federal Juan Pedro Zoni pidió ayer embargos hasta cubrir la 80 millones de pesos sobre los bienes de la madre y hermana del fallecido fiscal Alberto Nisman, Sara Garfunkel y Sandra Nisman; de Diego Lagomarsino y de Claudio Picón.
Fuentes judiciales informaron que el pedido de embargos fue hecho ante el juez federal Rodolfo Canicoba en los planteos de indagatoria por lavado de dinero contra los acusados.
Fecha. Las fuentes señalaron que el magistrado ya estaba trabajando para fijar la fecha en la que citará a las indagatorias. Para Zoni, la maniobra de lavado de dinero que se investiga es de 10.428.483 pesos y por ello pidió embargar los bienes de los acusados para asegurar el pago de multa económica en caso que sean condenados y las costas del proceso penal.
La ley de lavado de dinero establece que la multa económica será de dos a 10 veces la operación ilegal, por lo que el fiscal solicitó que el embargo cubra la suma de 80 millones de pesos. Zoni reclamó que se embargue un auto y un inmueble de Lagomarsino, un auto de Sara Garfunkel, dos inmuebles de Sandra Nisman y un auto y activos en cuentas bancarias de Picón.
La Capital

Comentarios