Ovación
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Un ex jugador inglés contó que sufrió abusos de parte de su DT

El ex delantero internacional Paul Stewart acusó a uno de sus antiguos entrenadores de haberle agredido sexualmente cuando era niño.

El ex delantero internacional inglés Paul Stewart (52 años) acusó a uno de sus antiguos entrenadores de haberle agredido sexualmente cuando era niño, este miércoles en el diario The Mirror, añadiendo su testimonio al de otros dos casos similares revelados en la prensa británica.

Stewart, que pasó por el Tottenham, Liverpool y Mánchester City, explicó haber sido agredido en varias ocasiones hasta los 15 años.

"Las cicatrices mentales que eso me dejó me llevaron al alcohol y a la droga", explica el hoy padre de tres hijos.

"Quiero que la gente se dé cuenta de hasta qué punto es difícil contar todo esto".

Su testimonio se une al de los exjugadores del Crewe Alexandra (hoy en 4ª división), Andy Woodward (43 años) y Steve Walters (44 años), que realizaron revelaciones similares en The Guardian en los últimos días.

Woodward contó al periódico británico haber sido agredido durante varios años por su entrenador Barry Bennell, condenado por agresiones a chicos jóvenes en Inglaterra y Estados Unidos.

Gordon Taylor, presidente del sindicato de jugadores profesionales de Inglaterra (PFA), señaló que el número de jugadores que ha contactado a esta organización por casos de abuso supera los diez.

"Gracias al coraje de Woodward, muchos antiguos jugadores y aspirantes nos han contactado. Han superado los diez", aseguró Taylor.

"Ahora nosotros debemos tomar el toro por los cuernos y aprender de todo esto. Quiero que todos los jugadores, incluso aquellos que no se han convertido en profesionales, sepan que la PFA es un lugar seguro, donde recibirán apoyo y ayuda, o un tratamiento. Todo lo que necesiten", continuó.

Según un nuevo balance de la policía de Cheshire realizado este miércoles, 11 personas han contactado con las autoridades para contar sus historias desde la entrevista a Woodward.

"Mi vida fue arruinada hasta que he tenido 43 años. ¿Cuántos otros han sufrido lo mismo?", dijo el antiguo jugador.

"Durante muchos años guardé el secreto, pero ahora debo hacerlo público. Es la única manera (...) me ayudará a seguir adelante", afirmó por su parte Walters, también agredido por Bennell.

El presidente del Crewe, en el noroeste de Inglaterra, John Bowler dijo estar "desolado por el dolor causado".

Una de las principales asociaciones de protección de la infancia del país, la NSPCC, reclamó que el gobierno y las organizaciones deportivas trabajen juntas para establecer políticas de prevención eficaces.

La Federación inglesa (FA) creó una línea telefónica para que los exjugadores puedan denunciar los abusos.

En un comunicado conjunto con la Premier League, la FA saludó la "valentía" de Woodward.

AFP-NA

Comentarios