Policiales
Sábado 22 de Agosto de 2015

Un empleado judicial fuera de sí arrastró 30 metros a una policía y mordió a otro efectivo para no ser detenido

Se trata de un hombre que trabaja en el Juzgado de Familia de San Martín. Estaba con un hombre en la cuarta Sección e intentó escapar cuando la Policía se acercó a identificarlo. Quedó detenido.

segade.soledad@diariouno.net.ar
Un empleado judicial enganchó con su auto a una mujer policía que quiso identificarlo y la arrastró unos 30 metros. Luego fue perseguido por otros efectivos hasta que al momento de detenerlo mordió a otro uniformado y destrozó su vehículo por resistirse a ser detenido. Ocurrió en la Capital de Mendoza.
Se trata de un hombre que trabaja en un Juzgado de Familia de San Martín, quien alrededor de las 4 de este sábado fue visto por la Policía junto a otro hombre en calle Gorostiaga al 700, de la Cuarta Sección, de Ciudad.
Hasta allí se acercó una mujer policía para identificarlos y la reacción de los dos hombres no fue nada buena. Uno de ellos escapó hasta treparse por los techos de las casas y lo perdieron de vista, mientras que el empleado judicial arrancó su auto y con la policía enganchada al mismo la arrastró unos 30 metros hasta que se soltó.
Personal de la Unidad Especial de Patrullaje de Capital continuó la persecución hasta que lo interceptaron y tuvo que frenar su auto.
En medio de los forcejeos con los policías que querían bajarlo del auto, el hombre mordió bruscamente a uno de ellos en su mano, para intentar zafar una vez más, pero no lo logró.

Pese a las agresiones a los policías y su resistencia en ser detenido, por lo que hasta destrozó su propio vehículo, finalmente fue esposado y trasladado a la Comisaría 4° donde quedó encerrado en los calabozos a disposición de la Oficina Fiscal N° 13.
Los efectivos lesionados fueron asistidos en un hospital. La mujer fue quien sufrió lesiones y golpes en todo su cuerpo, pero quedó en observaciones fuera de peligro.

Comentarios