Jueves 04 de Agosto de 2016

Un agente de la Policía se entregó voluntariamente por un sospechoso caso de abuso sexual

Después de conocer la denuncia que radicó la madre de una sobrina de él. El policía fue hasta la comisaría y quedó detenido. Será clave la Cámara Gesell que deberá determinar si la niña fue o no abusada por su tío.

Un efectivo policial se entregó voluntariamente ante los efectivos de la Comisaría 9ª de Caucete por una denuncia que realizó la madre de una sobrina. Se trata de un caso de un supuesto abuso sexual.
El agente se desempeñaba en la Seccional 17ª de Chimbas y cuando trascendió que un familiar realizaría una denuncia en contra de él, éste decidió presentarse y quedar a disposición de la Justicia. 
El hombre quedó alojado en los calabozos, a la espera de que la niña de 11 años -su sobrina- sea sometida a Cámara Gesell.

Comentarios