Mundo
Martes 14 de Julio de 2015

Trucos para bajar medio kilo por semana sin sacrificios

Siguiendo estos consejos vas a ahorrar calorías cada día pero no vas a enloquecer. Podés comer lo que te gusta, sólo tenés que introducir unos pequeños cambios para ahorrar calorías y bajar de peso gradualmente, que es lo más saludable. Así vas a evitar las dietas estrictas y el efecto rebote. ¿Qué tenés que hacer?

1. Sacá el queso en los sándwiches: si para tu desayuno o, a veces, en el almuerzo, te preparás o comprás un sándwich, olvidate del queso. Lo ideal es que sean con pan integral, vegetales y una porción de proteínas magras: carne de vaca, pechuga de pollo o huevo. Cada rebanada de queso cheddar, puede tener entre 80 y 100 calorías. Así que si evitás este lácteo, vas a ahorrar entre 200 y 300 calorías por comida.
 
2. ¿Querés una hamburguesa? ¡Olvidate del pan!: primero que nada, lo recomendable es que las hamburguesas sean casera, para no sumar tantas grasas. Pero si tus amigos organizan un día al aire libre y sabés que no vas a poder evitar la comida chatarra, evitá el pan. En su lugar, usá hojas de lechuga arrepollada para envolverla: es crujiente, te permite comerla con la mano y cada hoja tiene 5 calorías… ¡Contra 250 de un pan para hamburguesa!
 
3. Cuidado con los aderezos de ensaladas: si te parece que como guarnición, las ensaladas son ideales, estás en lo cierto pero tené cuidado con los condimentos que elegís. Algunos aderezos envasados pueden sumar hasta 200 calorías… ¡Imaginate cuánto es si comés ensalada en cada comida! Aderezá tus vegetales con mucho limón y una cucharada de aceite de oliva.
 
4. Cambiá la leche de vaca por la leche de almendras: la leche de almendras sin azúcar es súper nutritiva y muy rica; además, media taza tiene sólo 30 calorías, contra 70 de la leche de vaca. En tu desayuno, acompañá granola o el cereal que más te guste con esta bebida y seguí bajando de peso.
 
5. Sí al aceite en spray: cuando cocinás, no te das cuenta pero usás un montón de aceite, que puede agregar más de 250 calorías a tus platos. Así que si vas a hacer algo al horno o incluso en la sartén, preferí el aceite en spray (más conocido como fritolín) y quitá el exceso con una servilleta de papel.
 
6. Adiós mayonesa: si no podés evitar untar o acompañar tus platos con este aderezo hay un truco que puede servirte. Cambiala por yogur natural mezclado con distintas especias, ajo y perejil o lo que sea de tu gusto. Es un aderezo muy delicioso y bajas calorías.
 
7. Si comés pizza… ¡qué no sea tan terrible!: no es necesario que te alejes por completo de esta riquísima masa cubierta con tomate y queso pero tratá de que sea lo menos engordante posible. Lo mejor es que sea pizza a la piedra y no de molde (que tiene más masa), sólo de muzzarella (sin provolone ni queso extra) y sin embutidos.
 
Fuente: fashiontvla

Comentarios