Mundo
Viernes 28 de Octubre de 2016

Tras un bombardeo en Siria murieron 22 nenes y 6 maestros de una escuela

Además, decenas de personas resultaron heridas en el ataque ocurrido este miércoles en la ciudad de Hass, en una zona rebelde del noroeste del país.

Las imágenes que circulan en las redes son desgarradoras. La mano de un nene muerto todavía agarra con fuerza la correa de su morral, una mochila roja yace apoyada contra un pequeño cuerpo envuelto en una manta, otra de color rosa quedó en medio de un charco de sangre en la calle: todas estas instantáneas hablan del horror que se vivió en el pueblo de Hass, en una zona rebelde de la provincia de Idlib, donde 22 nenes y 6 docentes murieron y varios otros resultaron heridos en un bombardeo contra una escuela, informó la Unicef.

"Es una tragedia, un escándalo y si este ataque fue deliberado, es un crimen de guerra", afirmó director general del organismo de la ONU, Anthony Lake, en un comunicado.

Podría tratarse, según el responsable de Unicef "del ataque más mortífero contra una escuela desde el inicio de la guerra" enSiria hace cinco años y medio.

La alta cantidad e víctimas se debe a que uno de los proyectiles cayó en la puerta de la escuela en el momento en que los alumnos eran evacuados para protegerse de los bombardeos, declaró un testigo a la agencia de noticias AFP.

La escuela quedó en ruinas, y para ingresar a varios aulas ya ni hace falta pasar por una puerta. Según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), dos aviones militares rusos o del régimen sirio "realizaron seis ataques contra la escuela y sus alrededores".

El régimen sirio y su aliado ruso son acusados con frecuencia por las potencias occidentales de lanzar ataques aéreos indiscriminados contra infraestructuras civiles, como edificios u hospitales, acusaciones a las que éstos responden afirmando que su objetivo son los "terroristas".

Interrogado sobre el bombardeo, el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, declaró: "es horrible, horrible, espero que no estemos implicados". "Sería fácil para mí decir 'no' (no fuimos nosotros) pero soy una persona responsable, primero debo saber lo que nuestro ministro de Defensa va a decir", agregó.

Más de 300.000 personas murieron desde el inicio del conflicto en Siria hace cinco años y medio y la mitad de la población fue desplazada.

Fuente: TN.com.ar

Comentarios