San Juan
Miércoles 23 de Marzo de 2016

Tras las acusaciones en su contra Gil aseguró: "con infamias como ésta es difícil gobernar"

La concejal caucetera Romina Rosas lo acusó de contratar una ONG de la que él es presidente para la fiesta de la Uva y el Vino, el funcionario lo desmitió de plano y aseguró que ya no forma parte de la entidad desde noviembre del año pasado. No descartó iniciar acciones legales.  

Después de que una concejal lo acusara de malos manejos en el pago de $330.000 para la Fiesta de la Uva y el Vino, el intendente caucetero, Julián Gil, negó de plano alguan irregularidad. 
Todo comenzó cuando la concejal Romina Rosas acusara al intendente de haber pagado $330.000 a una ONG de cultura para abonar los honorarios de los artistas que actuaron en la fiesta departamental. El problema es que, según Rosas, el mismo Gil preside la entidad, osea que se estaría pagando el dinero a sí mismo. 
En entrevista con este medio el mismo el intendente negó los dichos de la concejal y los atribuyó a motivaciones políticas.  "Con infamias como esta es difícil gobernar", aseguró el mandatario. 
Gil explicó que él formó parte de esa entidad hasta el 16 de noviembre del 2015 y que notificó la renuncia a Personería Jurídica. "El pago no es para la ONG tampoco, lo que pasa es que hay muchos artistas que no cuentan con factura para poder cobrarse la actuación, entonces nosotros los contratamos por medio de la ONG para así poderles pagar", explicó el intendente. 
El mandatario aseguró que trata de que estas declaraciones no lo afecten porque él sabe que no ha hecho nada ilegal, igualmente dijo que ya está pensando en hacerle juicio a la concejal. "No puedo permitir más injurias, menos de un sector político que dejó a la comuna con una deuda de 20 millones de pesos", aseguró contundente el caucetero.  

Comentarios