Policiales
Martes 08 de Diciembre de 2015

Tras el robo de una camioneta, investigan un lugar en donde los trapitos y las grescas van al frente

Luego del hecho conocido por este medio, comenzaron a abrirse otras líneas investigativas. Matías Roggerone, el dueño de la camioneta robada, contó que el rodado no aparece. Desde la Comisaría 4º aseguraron que trabajan en el tema. 

Matías Roggerone y su pareja Erika Varela asistieron a una fiesta de despedida de año en la casa de unos amigos en calle San Luis entre Ramón y Cajal y Ameghino, Capital. La joven pareja llegó al lugar pasadas las 23 y cuando decidieron partir a su casa cerca de las 5 de la madrugada su camioneta Chevrolet Blazer, color verde oscuro, dominio BPL 527 ya no estaba en el lugar en donde la habían estacionado. Desde ese momento iniciaron una movida a través de las redes sociales para dar con su vehículo.
Matías habló con sanjuan8.com y estableció que hasta el momento no hay novedades sobre la ubicación de su camioneta, el joven aclaró que su vehículo posee un gps satelital pero no se ha podido determinar el lugar en la que puede estar.
Desde la Comisaría 4º expusieron que trabajan en el tema y no pueden adelantar información. Pero aclararon que es un caso aislado.
A raíz de este caso surgen diferentes versiones de algunos vecinos y propietarios de comercios aledaños a bares y boliches, algunos expusieron a través de las redes sociales lo que pasa durante las noches. Los vecinos definieron al lugar como “zona de nadie”, según testimonios las zonas cercanas a los bares son “lugares peligrosos” en donde el alcohol y las drogas están presentes durante todas las noches. Algunos también se animaron a mencionaron el control que tienen los cuidacoches y hasta lo llaman como la “mafia de los trapitos”. 

Comentarios