País
Lunes 09 de Febrero de 2015

Tinelli criticó duramente los datos de desnutrición en el país

"En un país que puede alimentar a 400 millones de personas no puede haber desnutrición" dijo el conductor que trazó un paralelo entre la Argentina y el fútbol para graficar el deficiente estado general del deporte pese a su materia prima.

Marcelo Tinelli sabe que lo que dice impacta por todos los costados. Es innato pero, sin embargo, mide cada una de sus palabras y piensa todo concepto que va a vertir porque sabe que estas se instalan, generan debate. En una entrevista concedida al diario Clarín se refirió al fútbol argentino desde su posición de dirigente de San Lorenzo (por momentos también como hincha) y apuntó a reestructurarlo despojándose de los individualismos habituales para explotar una disciplina con mucho material mal aprovechado.

"Por momentos parecería que el fútbol argentino está dormido", expuso. "No me metí mucho en los números de AFA, no los conozco muy bien, pero parece que están mal... No puede ser", apunta ya mimetizado con la problemática y agregó: "Es como pasa en el país. Vos tenés 40 millones de argentinos y podés generar alimentos para 400 millones. No puede haber desnutrición. Tiene que haber un trabajo, una causa, para que esto no suceda".

El vicepresidente de San Lorenzo, que junto al titular del club, Matías Lammens, reordenaron el club de Boedo con resultados que están a la vista, consideró que "se pueden generar muchísimo ingresos en AFA. No puede ser que el fútbol argentino tenga pérdidas. Hay que hacer algo mucho más profesional. Hay que trabajar independientemente de los nombres".

Fútbol y política
"Detesto la injerencia política en el fútbol", sentenció respecto de la relación Gobierno-AFA y profundizó: "Me parece perfecto y valoro el acuerdo, pero tener Fútbol Para Todos no tiene que dar derecho a decir: 'Este dirigente sí, esto no'.

La opinión va de la mano con lo ocurrido a principio de 2014 cuando desde el propio Estado se convocó a Marcelo Tinelli y su productora, Ideas del Sur, para tomar el mando del Fútbol para Todos para posteriormemte, luego de arduas negociaciones, romper abruptamente con lo pactado el mismo día que debía comenzar el campeonato de Primera División.

"Estaba todo armado. Había consensuado algo con Capitanich. Él me dijo 'adelante, profesor'. Después, según él, gente de La Cámpora quiso cambiar unas cosas y nos terminaron sacando", recordó y se animó a una lectura de la interna de aquella decisión: "Algunos personajes no sé qué deben ver en mí. No me consta, pero sé que debe existir algún comentario del tipo, 'fijate dónde lo ponés', 'no vayas a cambiar el estatuto de la AFA porque puede aparecer él (Tinelli) como candidato a presidente'. No lo tengo confirmado y los dirigentes de la AFA nunca me lo dijeron directamente, pero sé que puntualmente los de La Cámpora no me quieren. Yo soy muy perceptivo y siento que no me quieren. Eso está claro".

Quiere revancha
"Soy productor de televisión y me encanta producir eventos y contenido. Me parece que hay un montón de cosas para hacer en el fútbol. Por supuesto que me gustaría una revancha", dijo respecto del manejo del FPT pero descarta que aquello ocurra con la gestión actual: "Teníamos toda la carpeta hecha, hasta habíamos estudiado todos los estadios para una mejor ubicación de las cámaras. Se puede hacer un mejor producto. A lo que veo en el aire creo que le faltan cosas, esa es mi visión personal. Estaría encantado si el día de mañana me convocaran, pero estoy seguro que eso no pasará con la gente que está hoy".

Algo está cambiando
En septiembre de 2014 el conductor y empresario televisivo fue designado como responsable del departamento de comunicación de AFA. Desde entonces, se advierten una modernización del sector. "Armamos un equipo de gente joven a la que yo llevé y me parece que el crecimiento en la comunicación de AFA ha sido impresionante, en Facebook o en Twitter", remarca y sienta posición: "Hay que insistir en la cercanía de los jugadores con la gente.Es algo que yo he hecho a lo largo de mi vida y me gusta que todos lo hagan. A mí no me gusta que el plantel de la Selección vaya cantando en un micro contra los periodistas, porque no me parece que sean responsables de nada. Me gusta que el problema se resuelva hablando, dando la cara. Diciendo las cosas es más fácil. Se dice "está desgarrado, no juega", y es simple, lo largaste. Eso me parece que hay que trabajarlo con la Selección también".

Martino y Segura
En el marco de su gestión en AFA, Tinelli quiere hablar con el DT del equipo nacional. "Quiero tener una charla personal con Martino. Es un tipo con una cabeza muy abierta que está entendiendo que los jugadores deben acercarse a la gente. Tenemos que copiar modelos de otros lados". El conductor se refirió, además, al presidente del organismo del fútbol argentino: "De parte de Luis Segura y la gente de AFA tuvimos la mejor voluntad para que trabajemos. Obvio que uno siempre quiere hacer más cosas y se pueden hacer más cosas".
El sillón de AFA, por ahora no
"No está en mi cabeza hoy ser presidente. Cuando sean las elecciones me encantaría participar en una nueva gestión desde el lugar que me toque. Después vemos quiénes estamos. Hay muy buenos dirigentes", dijo y armó un listado destacado con Matías Lammens, Eduardo Spinosa, Juan Sebastián Verón, Alejandro Marón, Raúl Gámez, Guillermo Lorente, Armando Pérez, Rodolfo D'Onofrio y Daniel Angelici, mientras que se contó dentro de ese grupo:"Yo creo que puedo aportar cosas para la AFA y el fútbol argentino".
Tinelli, ¿político?
"Hoy digo que no. En el futuro no sé. Para una causa puedo ayudar. Pero el lugar que me gané no tengo ganas de rifarlo en algo que no me produce pasión. La causa sí me genera pasión. Un cargo, no", dijo respecto de una opción de gestión más allá del fútbol para el que, claro, ya lo sondearon: "Hace poco. No voy a decir quién, pero era para hacer algo importante en la Provincia. Y dije que no".
San Lorenzo querido
Apasionado por el "Ciclón", Marcelo Tinelli cuenta que aún no es consciente de que se ganó la Libertadores, destaca la gestión de Matías Lammens y apuesta por el equipo de Edgardo Bauza para revertir la final de la Recopa Sudamericana ante River.
• "La actual es la etapa más difícil (como dirigente). Siempre el crecimiento es más fácil que el mantenimiento, como pasa en un programa de televisión. Hace dos años y pico que estamos en el club. Se ganó el torneo con Pizzi en 2013, la Libertadores en 2014. Para mí es algo impensado".
• "Siempre recuerdo cuando mi hijo me preguntó: '¿Ganaremos algún día la Libertadores?'. Le contesté: 'Mirá, por mi edad, yo creo que no la voy a poder ver, pero vos sí'. Él me respondió: 'No me entendiste: quiero ganarla con vos'.Y bueno, estar ahí dando la vuelta, poniendo las medallas, viendo los fuegos artificiales... Fue un año muy fuerte"
San Lorenzo consiguió su primera Copa Libertadores el 13 de agosto
Télam
• "Puedo decir que todavía no caí del todo en que ganamos la Libertadores. No me sale decir: 'Somos los campeones de América'".
La Libertadores 2015
"Estamos muy ilusionados. Pero hay rivales que juegan. Será una Libertadores con la vara mucho más alta. Están los grandes de la Argentina y nos ha tocado la zona más dura..."

El secreto de la gestión
"El primero es creer que es posible un club superavitario. San Lorenzo era un gigante dormido y había que despertarlo. Conseguimos buena gente y profesionalizamos cada área. Fuimos serios con la deuda que tenía el club y con lo que íbamos a asumir hacia adelante. Mucho trabajo y ordenamiento
Acá se gastaba mucho en intereses. Se cambiaban cheques a tazas muy altas. En eso fue clave Matías (Lammens), con un grupo de gente que también trajimos para trabajar en eso. Cortamos el tema de los intereses. De hecho, entre nosotros mismos hemos cambiado cheques largos durante mucho tiempo sin ningún tipo de interés, como una donación al club. Por eso un club que perdía 4 o 5 millones por mes, pasó a tener 3 o 4 millones de pesos de superávit según el último balance".
Entre otras cosas el empresario reconoce que falló en su anterior paso por la CD de San Lorenzo ("Pensé que podía ayudar al club aportando jugadores pero me equivoqué"), considera que la vuelta a Boedo "es una cuestión de estado" y adelanta que al término de su actual mandato, dejará la dirigencia: "Después de 2016 me voy a ir. Es la decisión que tengo y la decisión que tiene Matías. Habrá que ir formando buenos dirigentes para seguir esto que se ha hecho. No quiero eternizarme en San Lorenzo. No es bueno porque todos nos cansamos de todos cuando las cosas se alargan".
La Recopa
El vicepresidente de San Lorenzo confía plenamente en el equipo para revertir la final de la Recopa Sudamericana el próximo miércoles, luego de jugar mal y perder 1-0 con River en la ida. "Tengo muchísima fe de que en el Nuevo Gasómetro lo podemos dar vuelta, sé que los jugadores y el técnico también piensan así. Tenemos plantel para ser campeón, no tengo dudas. Y más con el 0-1 de la ida, que es un resultado completamente abierto. En el primer tiempo nos podrían haber dejado sin vida, porque podrían haber hecho tres goles. Ahí a San Lorenzo lo vi muy mal, le llegaron mucho y muy fácil. Pero un solo gol de diferencia nos da vida. Hay que ir con ambición, con ganas y con huevos a jugar en el Nuevo Gasómetro".

Infobae

Comentarios