Policiales
Lunes 14 de Marzo de 2016

Testimonio desgarrador del amigo de Patricia: “La golpeó por última vez en la parada del colectivo"

Darío Moyano habló con sanjuan8.com y contó algunos detalles de la intimidad del indignante caso de la mujer que falleció en el hospital tras agonizar dos días. “La amenazó varias veces que la iba a matar a ella y a sus hijos”. Contó además que hubo testigos de la última paliza y esperan declarar. 

Patricia era una mujer trabajadora, pujante, de carácter firme para tomar decisiones. Tenía 45 años, dos hijos –Cristian (29) y Ángel (20)- estaba separada de su primer matrimonio y tuvo varias parejas después. Según contó a sanjuan8.com su mejor amigo, Darío Moyano, “Patricia era muy fuerte, no era una mujer quedada, era trabajadora y de darse vuelta en la vida, de progresar. Si una relación la condicionaba, la terminaba”, contó. Pero esta vez flaqueó. Antes de morir en el hospital la tarde del domingo, aguantó varias golpizas propinadas por Enzo Garín. “Ella me mostraba mensajes. Él la amenazó de muerte varias veces a ella y a sus hijos”, lamentó Darío.
La relación enfermiza era de público conocimiento en el barrio villa Nueva. “Yo me senté con ella a hablarla varias veces. Un día llamé al 911 para pedir la intervención de la Policía pero ella me cortó la llamada. Hasta que luego lo denunció, según nos manifestó, hace dos meses”, reveló. Los últimos 60 días se habían convertido en un verdadero calvario para Patricia, por eso ella decidió irse a vivir con su padre un tiempo. “Él la echó varias veces porque es el titular de la casa pero ella volvía”. En esta última oportunidad, ella no regresó. Por eso, Garín la buscó y la persiguió hasta hallarla en la parada del colectivo del Lote Hogar 3 donde “le dio una golpiza frente a varios testigos” y la mandó al hospital inconsciente.
Patricia luchó por su vida durante dos días pero no soportó y tuvo un desenlace fatal a las 19 del domingo. La última denuncia que dejó sentada fue el miércoles, 48 horas antes de recibir la última paliza. Luego de contar detalles de las últimas horas de la víctima, su amigo Darío relató con voz quebrada el episodio y lamentó no haber podido evitar el desenlace.  “Yo sé que hay muchas mujeres de acá que saben más cosas aún pero no quieren hablar porque tienen miedo”, relató.
Un mensaje muy especial
El vecino de la mujer asesinada aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje a todas las mujeres de San Juan. “La vida que vivimos es corta. Hay que valorarla y cuidarla. Las mujeres no pueden dejarse avasallar por los hombres. La ley tiene que cumplirse, tiene que proteger a la mujer. Vivimos tiempos muy difíciles y estamos hablando de nuestros seres queridos. Aquellos que ven la agresión hacia las mujeres tienen que denunciar”.

Comentarios