A un click
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Técnica tradicional china: un niño se prendió fuego para bajar de peso

En un intento desesperado por perder peso, Li Hang, de 11 años de edad, se ha estado sometiendo a una muy cuestionable práctica de la medicina china tradicional: el ahuecamiento y acupuntura.

La práctica consiste en exponer diferentes partes de su cuerpo -como la espalda y el pecho- a llamas intermitentes para que el fuego "absorba" los excesos de grasa.
La razón por la que el menor y su familia decidieron recurrir a este método es que, pese a su corta edad, Hang pesaba casi 150 kilogramos, un exceso mayúsculo para cualquier niño de su edad.
De acuerdo con especialistas, el niño padece desde los 3 años del Síndrome de Prader-Willi, una rara enfermedad genética que se caracteriza por sentir ganas de comer obsesivamente, dificultades de aprendizaje y anomalías en el crecimiento, según Daily Mail.
Debido a ese síndrome, Li Hang contrajo hipertensión y otros malos debido a su obesidad, por lo que su familia lo impulsó a realizar ejercicio, pero todos los intentos fracasaron.
Por todo lo anterior, el menor y su familia recurrieron a esta práctica que, hasta el 25 de noviembre, ha hecho que haya bajado 15 kilos.
Fuente: contexto

Comentarios