Mundo
Lunes 28 de Marzo de 2016

Te presentamos las 7 cosas que le pasarán a tu cuerpo cuando dejés la pastilla anticonceptiva

Toda decisión que tomamos tiene una repercusión –más evidente o un poco más encubierta– sobre nuestro cuerpo. Y la elección de suspender el consumo de pastillas anticonceptivas no es la excepción. Por tanto, si estás comprometida con esta práctica, es importante que sepas lo que puede sucederle a tu cuerpo cuando dejes este hábito.

1 Períodos más abundantes y calambres: ¿sufrías tus períodos antes de tomar la pastilla? Entonces, es muy probable que esa aflicción mensual regrese a tu vida. Y es que, una vez que dejes de contar con la progesterona y los estrógenos de la pastilla que impedían tu ovulación, volverás a experimentar el malestar que este fenómeno provoca.
 
2 Pérdida de peso: éste es un efecto que está lejos de producirse en todas las mujeres. De hecho, varias investigaciones científicas han demostrado que un tercio de las mujeres adelgazan, un tercio engordan y un tercio mantienen su peso estable. Esto puede atribuirse a una gran multiplicidad de factores, entre los que se destacan la acción hormonal y la retención de líquidos.
 
3 Senos más pequeños: ¿experimentaste el crecimiento de tu delantera, cuando invitaste a las pastillas anticonceptivas a tu vida? Pues, ni bien dejes de tomarlas, hay grandes posibilidades de que tus pechos vuelvan a su tamaño original.
 
4 Más secreciones vaginales: la pastilla funciona de este modo: básicamente, ejerce un control total sobre la ovulación. Esto hace que la producción de secreciones vaginales sea mucho menor. Por tanto, cuando abandones el consumo de estas pastillas y sus efectos desaparezcan, es muy posible que te sientas más húmeda allá abajo sobre todo, cuando estés por ovular.
 
5 Revitalización del deseo sexual: he aquí la gran paradoja: la pastilla anticonceptiva permite, por un lado, disfrutar más tranquilamente de la vida sexual y, por el otro, puede llegar a dormir el deseo. Este último efecto no les sucede a todas las mujeres, claro está. Pero, si eres una de ellas y estás pensando en abandonar el hábito de estas pastillas, ve preparándote para experimentar el resurgimiento de tu deseo sexual.
 
6 Regreso de los síntomas premenstruales: ahora bien: la reactivación del deseo sexual no vendrá sola; puede que venga acompañada de aquellos dolores de cabeza, sensibilidad en los pechos, antojos y cambios de humor que solías experimentar antes de que las pastillas llegaran a tu vida.
 
7 Acné: para muchas mujeres, el consumo de pastillas anticonceptivas significa –antes que nada– una excelente estrategia para escapar del acné. Esto se debe a que las pastillas se encargan de hacer que los niveles de testosterona desciendan. Pero, cuando se suspende el consumo de estos anticonceptivos, la testosterona regresa; y con ella, un gran ejército de granitos.
 
Estos son los cambios que tu cuerpo experimentará una vez que suspendas el uso de las pastillas anticonceptivas –además, de la obviedad de poder quedar embarazada, claro. ¡Ahora sí sabes a lo que atenerte!
 
Fuente: imujer 

Comentarios