Mundo
Miércoles 07 de Septiembre de 2016

Te damos los trucos para tener buena señal wifi en toda la casa

Permiten reenviar o amplificar la señal que envía nuestro router de forma que podremos tener conexión incluso si nos encontramos en una habitación algo alejada de la casa

Nuestra vida actual pasa por estar conectados a internet. Trabajamos con internet, nos comunicamos con internet y dentro de poco viviremos por y para internet. Si hay un drama aún mayor que el hecho de que España pierda año tras año en Eurovisión eso es sin duda ese amargo momento en el que estamos en la cocina o en otra estancia de casa y nos damos cuenta de algo terrible, no nos llega la conexión de internet. Enseguida llegan a nuestra cabeza un sinfín de pensamientos, "¿me estarán robando la señal?", "¿será un fallo de la operadora", ¿se me habrá roto el móvil? Aunque todas esas situaciones pueden darse, la mayoría de veces el problema reside en que la señal que emite nuestro router se encuentra con muchas interferencias y obstáculos por el camino. Sin embargo, no hay de qué preocuparse, ya que la tecnología ha avanzado tanto que ahora un curioso instrumento como es el repetidor WiFi puede acabar definitivamente con esta amarga experiencia, ya que permite que la conexión de nuestro router nos llegue así estemos en la planta de arriba. Hay muchos modelos pero no todos ofrecerán los mismos beneficios por lo que pon atención a estos consejos que te damos para elegir de forma eficiente y además los más baratos, ya que si lo deseas puedes beneficiarte de las ofertas en repetidores WiFi de El Mejor Precio Ideal. ¡Toma nota!

1. Con puerto Ethernet

Aunque amplifican la señal con bastante facilidad, el hecho de disponer de puerto Ethernet, el cual te permitirá conectar otros equipos como un DVD o un ordenador mediante cable, lo hace un modelo no muy recomendable debido a que el precio es bastante elevado. En cambio es más pequeño por lo que de cara a colocarlo en cualquier parte de casa será un extra a tener en cuenta. De forma general repite la señal de la banda de 2.4GHz con una velocidad de 300Mbps, lo que significa que no perderemos apenas velocidad utilizándolo. Algunos modelos de este tipo de repetidores incluyen una aplicación móvil que sirve para controlar el aparato de forma efectiva así como para establecer una red de invitados, eso sí, el precio se verá incrementado levemente.

2. Convencionales por aire

Son los repetidores WiFi más baratos, quizá en parte porque no ofrecen muchas más funciones más allá que la que se refiere a aumentar la señal que transmite tu router. De forma general es un dispositivo que consta de una única unidad que se sincroniza con el router y reenvía de manera inalámbrica la señal WiFi distribuyéndola a una distancia mayor. En algunas ocasiones es probable que además de actuar como repetidores ofrezcan la oportunidad de amplificar la señal.

3. A través de cables

Con respecto a los anteriores, en esta ocasión las diferencias son mucho más notables, ya que no amplifican la señal por aire sino que utilizan cables para ponerlo en práctica. Normalmente suelen componerse de dos partes, por un lado el emisor, que se conecta a la corriente eléctrica y al router, y por otro lado, el receptor, el cual se conecta a un enchufe que se encuentre cerca o en la zona donde quieres que llegue la señal. Otra diferencia si los comparamos con los anteriores modelos reside en que estos además ofrecen la oportunidad de crear un punto de acceso WiFi.

Estos son los principales repetidores WiFi que puedes encontrar en el mercado, al menos a buen precio. Las opciones sin puertos Ethernet suelen ser algo más baratas y solo pierdes con ellos la oportunidad de conectar directamente un equipo al aparato, lo que si bien sí incrementaría la conexión de dicho dispositivo a internet, no supone una gran ventaja si tenemos en cuenta el precio y las características de este tipo de modelo.

Fuente: ideal

Comentarios