Mundo
Viernes 07 de Agosto de 2015

Te damos los tips para qué hacer y no hacer durante una previa

Si pensabas que los preliminares no eran necesarios, te equivocabas

Si pensabas que los preliminares no eran necesarios, te equivocabas. Esto es lo que tienes que saber de ellos y lo que tienes y no tienes que hacer. Qué hacer y qué no durante la previa, según Cosmopolitan España. 
1. No actúes como si le estuvieras haciendo un favor
Es muy fácil saber si uno lo está disfrutando realmente o, tan solo, está actuando y haciéndolo por la otra persona.
 
2. Haz que dure lo suficiente
Si tu idea de preliminares consiste en un par de minutos besándoos y 30 segundos de toqueteo, entonces estás muy equivocada. ¡Tómate tu tiempo!
 
3. No pases de los preliminares porque pienses que no son necesarios
Sí, sí que son necesarios y mucho. Esta es la razón principal por la que estamos escribiendo este artículo. Si necesitas dar clases para ello, o buscar en google, hazlo. Porque sí, sí que importan y él te lo agradecerá eternamente.
 
4. No te quedes en silencio completamente
No queremos decir que no esté bien tener sexo (y preliminares también) parcialmente silencioso porque, a veces, también puede ser agradable. Pero tener por costumbre no abrir la boca para nada puede acabar siendo aburrido.
 
5. No ignores el resto de partes de su cuerpo
Las orejas, el pecho, la cara, la espalda… Hay infinitas posibilidades y lugares con los que puedes jugar.
 
6. No siempre seas tan agresiva y salvaje como querrías
O al menos, no de primeras. De nuevo, esto puede funcionar para algunos, pero a casi todos les gusta hacer el amor de vez en cuando y no tener sexo salvaje todas las noches.
 
7. Intenta no quedarte mirándole como una tonta para ver si lo está disfrutando
De vez en cuando, a algunas mujeres se les ocurre la idea de quedárseles mirando fijamente mientras tienen sexo. Puedes conseguir una conexión más intensa con tu pareja, o que piense que eres una rarita.
 
8. Si le parece bien, ayúdale a desnudarse y déjate desnudar por él
Aunque pueda ser tremendamente sexy ver cómo lo hace él mismo, hacerlo despacito puede subiros la temperatura al instante.
 
9. No dejes que ignore lo que llevas puesto
Cuando te compras un conjunto de ropa interior sexy, aunque sea en parte, lo estás haciendo por él. Y por eso te gusta que lo valore y tenga en cuenta.
 
Fuente: cosmohispano

Comentarios