Jueves 28 de Julio de 2016

Te contamos la verdad sobre el sexo en el embarazo: ¿qué siente el bebé?

El embarazo desata sensaciones e incógnitas de todo tipo. Esas 39 semanas de gestación pueden convertir a la futura madre (y también al padre) en un ser completamente distinto, con dudas y temores que jamás imaginó padecer.

Mientras que algunas mujeres ven cómo se diluye el deseo sexual durante esa etapa, otras se encienden y viven con plenitud la intimidad en el embarazo. Sin embargo, es frecuente que se pregunten si hay alguna restricción en ese período o si el bebé sufre algún tipo de alteración al momento en que la madre mantiene una relación sexual.
 
Muchas veces, la duda que surge entre padres y madres es si el bebé siente algo distinto mientras la mujer tiene sexo. ¿Se enterará? ¿Le dolerá? ¿Estará incómodo? El doctor Maximiliano Katz, especialista en obstetricia y ginecología, dijo que “el bebé no siente nada distinto durante las relaciones sexuales”. Al mismo tiempo, detalló que “luego o durante la relación sexual puede haber pequeñas contracciones que no son muy distintas a las habituales que ocurren durante el embarazo y que no causan ningún efecto en el bebé”.
 
El especialista comentó que, según las preguntas que se oyen en su consultorio, “algunos padres sienten temor a mantener relaciones por pensar que podrían dañar al bebé o por si éste siente algo”. Sin embargo, aclaró que “es difícil afirmar que sienta o no algo, pero lo que seguro podemos decir es que no hacen daño”.
 
Consultado acerca de la sensación del bebé durante o luego del acto sexual, el médico insistió: “Luego de las relaciones sexuales se liberan endorfinas y, una de ellas, la ocitocina, puede generar pequeñas contracciones. Como dijimos antes, si bien es difícil evaluar si generan placer o no en el bebe intra útero, lo que es seguro es que no son perjudiciales para el mismo”.
 
Katz también aclaró que “las relaciones sexuales se pueden continuar manteniendo de manera regular y habitual durante la gestación”. Dijo que “en algunos casos particulares, y según recomendación médica, pueden llegar a suspenderse temporalmente (por ejemplo, por pérdidas) o por períodos más prolongados (en amenazas de partos prematuros). Inclusive existen casos donde las mismas son suspendidas por todo el embarazo, como rotura prematura de bolsa, pero vuelvo a aclarar que estos casos son la excepción y no la regla: en el embarazo se pueden mantener relaciones sin inconvenientes”.
 
Finalmente, el especialista habló de los signos que pueden observarse durante o luego del acto sexual en una mujer embarazada. “En ocasiones, durante la relación sexual o finalizada la misma puede haber mayor cantidad de flujo al que existe fuera del embarazo y no es un dato de alarma”, afirmó.
 
Y añadió: “También es bastante frecuente la aparición de algunas gotas de sangre roja o amarronada luego de las relaciones y las mismas pueden teñir el flujo durante algunos días”.
 
Fuente: entremujeres

Comentarios