Policiales
Lunes 24 de Agosto de 2015

Son dos los bebés abandonados en tan sólo tres días en Mendoza y hay muchas dudas

El jueves una mujer dio a luz a un varón en el hospital de Las Heras y huyó. El sábado a la noche una vecina de Guaymallén halló a un pequeño frente a su casa. Tendría unos 3 días de vida.

 
Son bebés y tenían escasas horas de vida cuando sus madres –o las mujeres que los dieron a luz– los abandonaron. El primero de ellos nació en el hospital Carrillo, de Las Heras, en la madrugada del jueves y allí quedó internado por la fuga de su mamá. El otro pequeño apareció envuelto en una manta y debajo de un banco, frente a una casa de Guaymallén y pasa sus noches en el hospital Notti. El desamparo de estos dos recién nacidos en sólo 3 días preocupa a los investigadores y pone en alerta a las autoridades de Protección de Derechos de la DINAF. Para definir su adopción se debe esperar al menos 30 días. 
“Los médicos que la habían atendido cuentan que después de dar a luz la vieron muy nerviosa, fumando en el patio del hospital”, relata un investigador que trata de dar con la mujer de más de 35 años que cerca de las 7 del jueves pasado abandonó al bebé que acababa de parir en el hospital Ramón Carrillo. 
Ya que la parturienta había llegado hasta el hospital sin documentación y brindó allí datos falsos sobre su identidad y domicilio, el fiscal Darío Nora solicitó la libreta de salud, en donde apenas nació el bebé quedó registrada una impresión de su huella plantal y la huella digital de su madre. Puede que con esa impresión, a través del sistema Afis (de identificación digital) con el que cuenta Policía Científica, se pueda identificar a la mujer que abandonó el hospital. 
También se le tomará declaración a los dos médicos y al neonatólogo que la asistieron en el parto, y se pidió a la Unidad Investigativa que revise el registro de las cámaras de seguridad del hospital, para saber si lograron captar a la madre cuando se marchaba. 
Mientras la investigación avanza, el bebé –nació a término y pesó poco más de 2,600 kilos–, está a cargo del Órgano Administrativo Local (OAL) de Las Heras y permanecerá internado en Neonatología, al menos por los próximos días.
Abrigado y amamantado
El sábado, cerca de las 22.30, a la dueña de la vivienda de calle Lucio Mansilla al 720 de Guaymallén, le pareció oír el llanto de un bebé. Siguiendo el sonido, comprobó que debajo de un banco de cemento que hay en el jardín delantero de su casa habían dejado abandonado a un recién nacido. 
En el momento, llamó al 911 y la doctora María Rojo, del interno 137 del SEC, fue la encargada de asistirlo y trasladarlo al hospital pediátrico Humberto Notti. 
Allí los médicos que lo revisaron constataron que estaba bien cuidado y en buen estado de salud. “Además de la ropa que tenía puesta, estaba en vuelto en dos mantas y en una de sus manos llevaba atada una cinta azul en la que le habían colocado la medalla de un santo”, contaron los investigadores judiciales que acudieron al hospital pediátrico. 
Al revisarlo, los profesionales constataron que el bebé aún conservaba parte de su cordón umbilical, que habría sido atado rudimentariamente con una especie de piola, lo que les hace sospechar que no habría nacido en algún hospital o centro sanitario, sino que posiblemente habría sido dado a luz en una casa. 
“Por lo que confirmaron los médicos que lo recibieron a los profesionales del OAL de Guaymallén, el bebé tendría al menos 3 días de nacido y había sido amamantado recientemente”, confirmó Mari López, titular de la Dirección de Protección de Derechos de la DINAF, quien tiene a su cargo el trabajo de todos los OAL de la provincia. 
El pequeño, que ya está bajo la tutela del Sexto Juzgado de Familia, a cargo del juez Marcos Gerardo Krochik Vaisman, continuará internado mientras se avanza en la búsqueda de su madre o familiares. 
Al frente de esta investigación está el fiscal Juan Manuel Bancalari, quien caratuló la causa como “abandono de persona”, ya que se considera que el pequeño no podía valerse por sus propios medios para pedir auxilio. 
En tanto, hasta el cierre de esta edición no había pistas de la mujer que lo dio a luz y nadie había llegado hasta el hospital pediátrico para reclamarlo. 
De persistir el abandono, el bebé quedará al cuidado del personal de la DINAF.
►Información confiable. Quienes que tengan datos sobre la madres de estos bebés o sus familiares pueden comunicarse a la comisaría más cercana o a la Oficina Fiscal Nº6 de Las Heras al 4495458 o a la Oficina Fiscal Nº8 de Guaymallén al 4495505.
Se debe esperar 30 días para evaluar posible adopción
Cuando se produce el abandono de un bebé, como en estos casos, por protocolo, “se debe esperar 30 días para constatar si aparece algún familiar del bebé a reclamarlo, de ser así el Juzgado de Familia que interviene es quien evalúa qué hacer. Si no aparece nadie de su familia, en ese momento queda a disposición de la Dirección de Restitución de la Dinaf y si el juez lo determina puede darle el estado de adoptabilidad e ingresar al Registro Único de Adopción (RUA)”, confirmó Mari López, de Protección de Derechos de la DINAF. 
En tanto, desde la Dirección de Restitución de esa dirección, su titular Esteban De Costa, confirmó: “Cuando son bebés tan pequeños no se puede pensar en la adopción inmediatamente. Mientras se define su situación judicial nosotros intentamos que en la medida de lo posible se queden con una familia cuidadora, para que no tengan que ir a la Casa Cuna. Esto es lo que pretendemos hacer con estos bebés cuando nos dé intervención el juzgado”, señaló el funcionario. 
►"Cuando son bebés tan pequeños intentamos que, mientras se define su situación judicial, se queden con familias sustitutas” (Esteban De Costa, director de Restitución de DINAF).
Pesquisa paralela para saber si no era gestante
 En la madrugada del jueves, mientras un bebé recién nacido era abandonado por su madre en el hospital Carrillo, los medios de la provincia hablaban del médico chileno que había intentado salir del país con su beba gestada por alquiler de vientre, y la agencia que había hecho de nexo, Argentina Maternity, dejaba de funcionar y le daba de baja a su página web. Investigando esto, la fiscalía de Delitos Complejos, a cargo de Claudia Ríos, descubría que habían otras gestantes embarazadas en Godoy Cruz, y trataban de corroborar quiénes serían los padres de los bebés que ellas gestaban.
El hecho de que la mujer que dio a luz en el hospital lasherino diera datos falsos y desapareciera antes de vincularse con el bebé –ni siquiera lo amamantó– llevaba a sospechar si ella no era en verdad una gestante, y no su madre. “No se puede descartar una vinculación hasta tanto no dar con la mujer, que pudo ser gestante. También se especula con que huyó porque podría tener medidas judiciales pendientes”, confirmaron los investigadores de Las Heras. 
(Fuente: Diario Uno). 

Comentarios