Mundo
Martes 29 de Diciembre de 2015

Son al menos 43 muertos por tormentas en Estados Unidos

Las fuertes tempestades e inundaciones en siete estados del sur del país dejaron numerosas víctimas. Emergencia por nieve en Nuevo México.

El número de muertos en Estados Unidos por las severas condiciones meteorológicas aumentó ayer hasta 43, informó el canal de televisión ABC.

Las fuertes tormentas e inundaciones en siete estados del sur del país dejaron numerosos muertos, y en Nuevo México, situado en el suroeste del país, se declaró el estado de emergencia por nevadas.

Según las informaciones, las inundaciones provocadas por las fuertes tormentas del sábado dejaron ocho personas muertas en Missouri y cinco en Illinois. En las cercanías de Dallas, en Texas, 11 personas murieron por culpa de los tornados.

El día de Navidad murieron 17 personas en los estados sureños de Mississipi, Tenessee y Arkansas por las graves tormentas. ABC informó que en Alabama hubo otros dos muertos.

Nieve en Nuevo México. Las fuertes nevadas en Nuevo México dejaron incontables carreteras intransitables y numerosas comunidades completamente aisladas. Las tormentas causaron ventisqueros (montañas de nieve) de más de dos metros de altura.

El Centro Meteorológico Nacional advierte que las nevadas, el clima tormentoso y las inundaciones se mantendrán en los estados afectados. El frente tormentoso se debilitará hoy, pero las inundaciones y los cortes de tráfico podrían durar hasta mediados de semana.

Mientras que los tornados y las lluvias estuvieron provocados por temperaturas anormalmente cálidas, un frente muy frío proveniente de Alaska llevó los estragos invernales a Nuevo México.

Durante el domingo se registraron carreteras heladas y graves nevadas en Texas y Kansas. También en el noreste, en la ciudad de Nueva York, donde en Navidad aún se podía andar en camiseta, las temperaturas cayeron el domingo. Cuatro distritos en las cercanías de Dallas fueron declarados zona catastrófica. Equipos de rescate continúan buscando posibles supervivientes y víctimas de los tornados del sábado. Zonas residenciales enteras quedaron reducidas a escombros y la devastación se extiende durante kilómetros, según informaron la CNN y otros medios.

Comentarios