Espectáculos
Sábado 15 de Agosto de 2015

Sobreseyeron a médicos acusados de mala praxis por la muerte de Ricardo Fort

En la resolución a la que accedió NA, el juzgado rechazó el pedido de la querella de realizar un nuevo estudio médico para determinar las causales de muerte del empresario.  

El juez de instrucción Diego Slupski sobreseyó a los médicos que habían sido denunciados por presunta mala praxis a raíz de la muerte de Ricardo Fort el 25 de noviembre de 2013 a raíz de un cuadro infeccioso.

El fallo favoreció a Silvina Luján Serra, Yanina Sagues, Lucas Angel Stefanini, Daniel Ricardo Stecher, Daniel Weissbrod, Alejandro Druetto, Fernando Lipovetsky, Mercedes Alarcón Suárez, Horacio Renom y Pablo Pardo.

Asimismo, en la resolución a la que accedió NA, el juzgado rechazó el pedido de la querella de realizar un nuevo estudio médico para determinar las causales de muerte del empresario.

 La denuncia que originó la causa la formuló el abogado Javier Moral Rancaño en representación de María Paloma Fort, luego de que el empresario estuviera dos días internado en el sanatario de la Trinidad y falleciera.

 Fort ingresó a raíz de fuertes dolores que padecía en la rodilla y zona inferior de su cuerpo a raíz de un cuadro generalizado de infección.

 Según la denuncia, los médicos habrían incurrido en una desatención en Fort y no habían seguido los procedimientos adecuados para evitar su deceso.

 Gustavo Martínez, amigo íntimo de Fort, dijo que el empresario padecía dolores “muy intensos” en la cervical y que sufría hernia de disco, y aportó detalles de media docena de operaciones que se le practicaron.

 Según dijo, Fort tomaba morfina en dosis de 60 miligramos desde hacía dos o tres años para sobrellevar intensos dolores originados en la columna, pero tras consultar un médico en Miami, la reemplazó por Oxicodona, y si bien le disminuyó el malestar el mismo seguía presente.

 Fort estuvo internado en una sala común pero su cuadro se agravó y a raíz de su estado de desorientación y somnolencia los médicos que lo atendían decidieron derivarlo a la unidad de terapia intensiva del centro asistencial antes de su deceso.

 A las pocas horas de ser puesto en terapia, presentó “bradicardia externa que rápidamente evolucionó a un paro cardíaco” y si bien se realizaron maniobras de resucitación cardiopulmonar, no hubo éxito.

 “A partir de ello se señaló que era clara la presencia de un cuadro de infección crónica, de probable origen osteo-articular y de partes blandas que se convirtió, al momento del ingreso a terapia intensiva, en un cuadro de sepsis”, según precisaron los especialistas.

 “Fort falleció con una infección generalizada con la forma clínica de sepsis; el tratamiento antibiótico empírico realizado por los médicos de terapia intensiva era el correcto y habitual en estos casos ante la presencia del cuadro descripto”.

 Para los expertos médicos, Fort murió por un cuadro de “muerte súbita cardíaca” el 25 de noviembre de 2013 a las 5 de la mañana.

 Por eso, el juez en base a estudios médicos determinó que la muerte de Fort “respondió a una causal distinta y realmente ajena a la intervención” de los médicos que lo trataron en el sanatorio de la Trinidad.

Comentarios