Ovación
Lunes 31 de Agosto de 2015

Sin "Generación Dorada", Argentina arranca en México el camino hacia el sueño olímpico

El equipo de Sergio Hernández no dispondrá de las estrellas argentinas del básquetbol, pero sin dudas, el recambio generacional, pondrá todo para llegar a Río 2016.

El equipo argentino de básquetbol participará desde hoy en el Preolímpico de México con las ganas de adquirir una de las dos plazas en juego para Río de Janeiro 2016 pero en el marco de un escenario diferente por la ausencia de la mayoría de las figuras de la "Generación dorada".
El equipo del bahiense Sergio Hernández, quien asume su primera competencia oficial en este segundo ciclo al frente del representativo nacional, debutará ante su par de Puerto Rico, en partido correspondiente a la primera fecha del grupo B, a celebrarse desde las 18 hora local (20 en Argentina), en el remozado Palacio de los Deportes de la capital mexicana.
Ya lejos de un plantel compuesto por aquellas figuras que se abrazaron a la gloria en Indianápolis 2002, Atenas 2004 o Beijing 2008, entre otros hitos, el nuevo conjunto albiceleste está en pleno "proceso de recambio", según coinciden todos los actores
"De la Generación Dorada no hay que hablar más", remarcó Andrés Nocioni (36 años), uno de los sobrevivientes de aquel seleccionado subcampeón del mundo en los Estados Unidos, aquel que se alzó con la medalla dorada en Grecia o el que se subió al podio en los Juegos Olímpicos de China.
"No somos candidatos pero sí tenemos un equipo competitivo y podemos conseguir el objetivo", le contó a Télam el capitán Luis Scola (35), el otro referente del seleccionado argentino que buscará "llevar del carro" a un grupo de jóvenes, en pos de acceder a uno de los cupos hacia la cita olímpica.
Ese tándem Scola-Nocioni continúa siendo protagonista y decisivo para un funcionamiento que todavía muestra altibajos y al que, aún, le resta la bendita palabra que seduce a todos los entrenadores: regularidad.
"El equipo no alcanzó aún el volumen de juego que pretendemos", diagnosticó el DT Hernández, para dar una muestra de autocrítica frecuente en el entrenador más exitoso en la historia de Peñarol de Mar del Plata en la Liga Nacional (LNB).
Es que el conjunto albiceleste, en la reciente Copa Tuto Marchand, exhibió una dependencia casi exclusiva de lo que pudieran anotar los dos baluartes principales, más la cerebral tarea del base Nicolás Laprovíttola (25), quien asumió la conducción titular ante la ausencia por lesión del cordobés Facundo Campazzo (24).
Hubo aspectos positivos en los encuentros de preparación en las labores que desarrollaron los jóvenes aleros Patricio Garino (22) y Gabriel Deck (20), mientras que los internos Marcos Delía (23) y Tayavek Gallizzi (22) alternaron maniobras para el aplauso aunque también incurrieron en desatenciones que pueden resultar fatales en instancias decisivas de un torneo que, precisamente, hace 'pagar caro' esas desconcentraciones.
A priori, con las barajas ya desparramadas sobre la mesa, Canadá asoma como el máximo candidato a apoderarse de una de las plazas, a partir de ese hándicap que otorga tener 9 integrantes NBA en sus filas.
Brasil, el equipo que conduce el argentino Rubén Magnano, es otro de los fuertes aspirantes al campeonato, aunque sus pretensiones no le ocasionan ruido a los demás. Es que el conjunto 'verdeamarelho' ya garantizó su acceso a los JJ.OO. 2016 por su condición de país organizador.
Entonces, en un lote de aparente equilibrio, además de Argentina, asoman el local México (con el pivote Gustavo Ayón como eje dominante) y el siempre peligroso Puerto Rico (más allá de las bajas de último momento por lesiones de Maurice Harkless y Devon Collier).
Quizás, en el grupo de las eventuales sorpresas surgen Uruguay, de la mano del DT juninense Adrián Capelli, y Venezuela, que llega con altibajos, más allá de que el argentino Néstor 'Che' García lleva una experiencia de más de dos temporadas en el cargo.
Conseguir uno de los dos cupos o, en el peor de los casos, ubicarse dentro de los cinco primeros (tercero, cuarto y quinto jugarán uno de los repechajes a celebrarse en julio próximo), es el objetivo central de un equipo argentino que confía en su potencial aún inexplorado para reverdecer viejos laureles.        
Télam

Comentarios