San Juan
Lunes 31 de Agosto de 2015

Silenoni dijo que Sarmiento genera "controversias", pero reconoció que ayudó a crear "un sistema educativo público"

El ministerio de Educación difundió un comunicado en el que explica que se denomina "sin malas intenciones" a Justo Sierra como Maestro de América en alusión al título que le fuera por varias universidades del continente y agregan que "no es una calificación que realice este Ministerio”.  

Después de la polémica desatada por una agenda que distribuye el ministerio de Educación de la Nación en la que figura que el político e historiador mexicano Justo Sierra es el Maestro de América, Educación emitió un comunicado en el que asegura que esta denominación no fue impuesta por ellos sino que hace alusión a un título que le fuera otorgado a Sierra por diferentes instituciones. 
En el texto del comunicado se asegura que "el ministro de Educación de la Nación,Alberto Sileoni, afirmó: “Nuestra sede ostenta con orgullo la denominación de ‘Palacio Sarmiento’; consideramos que se trata de un argentino que despierta controversias, pero reconocemos en él su apasionada tarea en relación con la construcción de un sistema educativo público para todos”.
Es el segundo año consecutivo que el INFD publica la Agenda Bitácora. En 2014, el material incluía citas de seis personalidades latinoamericanas: Jorge Luis Borges, Domingo F. Sarmiento, Saúl Taborda, José Martí, José de San Martín y Paulo Freire. La edición 2015 incluye 54 biografías de figuras de la región y, a doble página, solo se destacan frases de cinco presidentes argentinos: Domingo F. Sarmiento, Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo Perón, Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner. Sarmiento está presente en ambas agendas, destacadamente, como corresponde a su aporte a la educación de los argentinos.
“Si se observa la biografía de Justo Sierra incluida en la Agenda, sin malas intenciones, se verá que la denominación de ‘Maestro de América’ refiere al título que le fuera otorgado al escritor, historiador y periodista mexicano por varias universidades del continente. No es una calificación que realice este Ministerio”, explicó Sileoni.

Y concluyó: “Nuestra cartera respeta la figura de Sarmiento sin sacralizarla, la pondera en su real estatura humana y política. En ese marco, y más allá de diferencias puntuales, este Ministerio ratifica el valor de una personalidad como la del educador sanjuanino, que sostenía, con sus ideas y su acción, la premisa de que ‘gobernar es educar’”.

Comentarios