A un click
Lunes 28 de Noviembre de 2016

¿Sigue a mi lado ese ser querido que se murió? te damos cinco señales

Puede sonar delirante, pero hay quienes aseguran que es verdad. Los detalles.

Es duro perder a un ser querido el cual siempre estuvo cerca de uno. Con este post te indicamos cómo saber si te visita un fallecido. Porque a pesar de que esta persona se ha ido físicamente, aún puede estar cerca de nosotros de vez en cuando.
Estas son algunas señales que te demuestran si un ser querido fallecido está aún a tu lado.
1. Puedes sentir su olor
Cuando el espíritu de un ser querido está cerca, puede manifestarse en un número de maneras. Una de las formas más comunes es el olor. La forma en que alguien huele es a menudo la conexión más fuerte con ellos. Puede ser el olor a tabaco de pipa o perfume, o incluso el olor de su comida favorita preparada. Es un mensaje que se envía directamente a ti de tu ser querido fallecido.
2. Aparecen en tus sueños.
Esta es una de las formas más comunes que los espíritus interactúan con nosotros. Nuestras mentes subconscientes están más abiertas al mundo espiritual, a menudo lo que les permite entrar. Los sueños que involucran espíritus tienden a ser increíblemente realista y no muy onírico. Presta mucha atención a lo que podría significar. Podría ser un mensaje de ultratumba.
3. Extravías objetos importantes
Puedes sentir como que has perdido la cabeza cuando encuentras objetos que dejaste en un lugar en otro. Podría ser pariente o amigo fallecido que este jugando una broma contigo. Suena tonto, pero sólo porque están muertos no significa que han perdido el deseo de hacer bromas.
4. Pensamientos inusuales.
Puedes experimentar con pensamientos que no se sienten como si fueran tuyos. Esto puede ser una señal de que tu ser querido fallecido quiere decirte algo y tu no le estas prestando la atención adecuada. Presta mucha atención ya que esto sucede cuando intentan protegerte de algo o hacer que cambies de opinión.
5. Son partícipes en su propio funeral
De acuerdo con James Van Praagh, un psíquico de renombre, las personas fallecidas asisten a sus propios funerales. Ellos vagan por la habitación, tratando de consolar a sus seres queridos y darles señales de que todo está bien. A menudo, porque las personas están tan absortos en su dolor, estos signos son invisible.

QuéPasaSalta

Comentarios