Policiales
Jueves 24 de Diciembre de 2015

Sigue la búsqueda de un niño en Villa Gobernador Gálvez y apuntan al Saladillo

Los perros identificaron dos puntos en la costa del arroyo, aunque no se interrumpió el rastrillaje terrestre. Mientras tanto, se intensificó el rastreo del niño extraviado el lunes en Ceres.  

Pese a la intensa búsqueda que al cierre de esta edición llevaba ya más de una jornada y media, Elías Falcón, el chico desaparecido en la zona rural de Villa Gobernador Gálvez, no fue hallado. Los perros rastreadores identificaron al menos dos puntos en la costa del arroyo Saladillo, donde personal de Prefectura, con buzos tácticos, se sumaron al operativo, aunque el inmenso caudal de agua en ese curso hacía complicado el trabajo.

Mientras tanto, en la ciudad de Ceres continuaba ayer el intenso operativo para dar con el paradero de Maximiliano Sosa, el pequeño de tres años que falta de su casa desde el lunes.

El mal clima que reinó durante el día de ayer dificultó el rastreo de Elías, que sin embargo continuó bajo la lluvia y en medio del barro. Así lo hizo saber Sergio Fernández, jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de Villa Gobernador Gálvez, y a cargo del operativo. "Las distintas recorridas con los perros llevaron la búsqueda al arroyo Saladillo, aunque todavía no descartamos otros puntos terrestres", dijo el efectivo, y adelantó que la búsqueda continuaría mientras durara la luz del día.

Elías tiene cuatro años (y no cinco, como se consignó erróneamente) y padece trastornos auditivos y de habla. Acostumbra a recorrer el amplio predio que rodea su casa, ubicada sobre un camino de tierra a unos 400 metros del arroyo, que vincula la ruta 18 con la autopista a Rosario. Vive en condiciones muy humildes con su mamá, Gisella Falcón, su papá, Juan Manuel Villanueva, y sus dos hermanitos, uno de tres años y el otro de apenas meses. El gran espacio que rodea a la casa era como su patio, por donde merodeaba a sus anchas.

El martes, a las 11, la familia notó su ausencia, y dio aviso al 911. A partir de allí se montó un fuerte operativo, con policías de la UR II y bomberos de Villa Gobernador Gálvez, Villa Constitución, Alcorta, Pavón, Villa Amelia y Rosario.

El trabajo consistió en un rastrillaje exhaustivo en toda la franja delimitada por las rutas, el camino que conduce a la casa del pequeño y el arroyo.

La misma modalidad que se repitió ayer desde que continuaron, a partir de las 8.30, las tareas. "La lluvia hizo más difícil la búsqueda, pero cubrimos a los efectivos y a los perros y seguimos trabajando", afirmó Fernández, y refirió a la presencia de la Prefectura en la búsqueda por agua. "Los buzos hicieron un barrido de la barranca desde el agua. Nos comentaban que no hacían pie y la correntada hacía bastante dificultoso el trabajo", contó.

También se sumó al operativo la Central de Operaciones de Emergencias, que levantó carpas para proteger de la lluvia a los efectivos. Los numerosos familiares de Elías que estaban en el lugar, en tanto, se parapetaron en la humilde casa del pequeño, y salían de a dos a caballo y hasta con un carro para aportar a la búsqueda.

"Todavía tenemos fe, estamos contentos porque vemos que la búsqueda sigue", dijo Gisella, la mamá de Elías, esperanzada de que el chico pudiera aparecer.

Pasada las 18, la búsqueda ya había completado "cada centímetro del predio donde se buscó a Elías", dijo el jefe de bomberos de Villa Gobernador Gálvez. El rastreo se suspendió a las 20 y se retomará a primera hora de esta mañana.

Maxi tampoco aparece. En tanto, se completó la tercera jornada de búsqueda de Maximiliano Sosa, el nene de tres años que desapareció el lunes cerca del mediodía de la casa de su abuela en Ceres. Su paradero sigue siendo un misterio, pese a que se intensificaron los rastreos con más personal policial y de Gendarmería, más perros adiestrados de los bomberos de Gálvez y Rosario y buzos tácticos. La investigación se orientaba ayer a verificar versiones que daban cuenta de que lo habrían visto en otras localidades e incluso en otras provincias, aunque no hay nada en concreto al respecto.

La criatura fue vista por última vez a las 11.30 del lunes pasado por una tía de 15 años que estaba a cargo de su cuidado, y fue la abuela del pequeño, quien notó su ausencia alrededor de las 15, cuando salió de la rotisería donde trabaja y volvió a su casa del barrio Juan Pablo II. A las 20, radicó la denuncia policial y en seguida comenzó la kilométrica búsqueda terrestre y aérea con helicópteros y aviones, y que ayer se extendió a lagunas y canales de la región, a través de buzos tácticos.

Hasta el momento, el único indicio de Maxi lo detectaron los perros adiestrados que ayer a la tarde continuaban rastreando las inmediaciones y cuyo olfato indica que el pequeño salió de la casa de su abuela y fue a la vivienda de unos vecinos donde habitualmente iba a jugar. Hasta allí llega el rastro del nene de tez trigueña, una estatura de 80 centímetros, cabellos castaños, ojos marrones, contextura delgada y que cuando desapareció llevaba puesto un pantalon azul y una musculosa gris con rayas blancas.

Ayer por la tarde se presentaron en Ceres el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, y el senador del departamento San Cristóbal, Felipe Michlig, para tomar contacto con la familia del menor y autoridades locales abocadas a dar con su paradero. “Venimos a ponernos a entera disposición de lo que se pueda necesitar para seguir investigando”, remarcó Pullaro.

“Recen por mi angelito. Están haciendo todo lo posible y lo imposible para encontrarlo... no hagan versiones falsas, por favor se los pido, ya no aguanto la desesperación que tengo”, expresó Patricia Sayago (39), la abuela del pequeño desaparecido, quien sospecha que su nieto fue secuestrado. En ese sentido, al cierre de esta edición la investigación se orientaba hacia otra localidad santafesina —no especificada por las autoridades— donde se sospecha que puede estar el niño, aunque también hay datos surgidos de redes sociales y de llamados a la policía que indican que podría haber sido llevado a Buenos Aires, Santiago del Estero o Misiones. (Fuente Diario La Capital). 

 

Comentarios