Sábado 13 de Agosto de 2016

Siete ejercicios para activar la vida sexual de la mujer

Una vida sexual activa en las mujeres ayuda a mantenerse en forma, controlar el estrés, mantener un peso adecuado, subir la autoestima, estar más radiantes e incluso prevenir algunas enfermedades.

1. Los ejercicios Kegel enfocados en el fortalecimiento del piso pélvico en donde se encuentran los músculos que se contraen cuando se tienen la necesidad de orinar y aquellos que están alrededor del esfínter del ano.
 
Los beneficios de estos ejercicios son:
 
Aumento de la fuerza en la zona para brindar mayor placer, especialmente en las personas mayores o en aquellas mujeres que han tenido bebés por parto natural.
Fortalecimiento de los glúteos.
Aumento en la resistencia de la vagina.
Disminución en el riesgo de incontinencia urinaria.
 
2. Ejercicios isométricos, los cuales consisten en apretar y sostener. En este caso se pueden realizar con pesas diseñadas para colocarse en la vagina, con las cuales se busca que la mujer apriete y las sostenga para hacer fuerza.
 
3. Los ejercicios de coordinación lumbopélvica que consisten en la coordinación entre toda la parte lumbar y la pelvis. Son ejercicios de movimiento de cadera y pelvis, similares a los de la danza árabe que son hacia adelante y hacia atrás. Estos ejercicios también favorecen a la activación de esta zona.
 
4. Actividad física. El ejercicio y el movimiento en general aumenta el libido. Hacer ejercicio cardiovascular o de fuerza produce endorfinas que sirven para aumentar la autoestima, lo que permite que la persona se sienta más atractiva y aumente el deseo sexual.
 
5. En cuanto a las modalidades de ejercicios que tienen concepción erótica, hay algunas disciplinas como pole dance que despiertan la sensualidad femenina y requieren un importante esfuerzo físico.
 
6. Los ejercicios de la zona central o de fortalecimiento del core como Pilates también sirven para activar el piso pélvico.
 
7. Las relaciones sexuales también se incluyen como una actividad física, debido a que aumentan la cantidad de energía que utilizan las personas, esto teniendo en cuenta el tipo de posiciones realizadas y la duración del acto. Además, desde el punto de vista de la salud, son consideradas como una ayuda para el bienestar general.
 
Fuente: Pulzo 

Comentarios