País
Domingo 17 de Enero de 2016

Si vas a Chile y querés divertirte, enterate que deberás pagar hasta $400 por un boliche

La movida nocturna en la V Región está signada esta temporada por la gran cantidad de shows de bandas en vivo. 

Parte de la magia que encierran las vacaciones es la pérdida de parámetros temporales: las horas se hacen relativas y los días, confusos, imprecisos, difíciles de seguir. Esto ocurre sobre todo en los más jóvenes, que a veces no saben a qué altura de la semana están, y eso facilita que todas las noches parezcan de fin de semana. Salidas permanentes, como si toda la estadía fuese un gran sábado.
Es por eso que los precios importan pero no son un factor determinante en la decisión de los grupos de amigos que a veces llegan a pagar 20 mil pesos chilenos por una fiesta, o sea $400, por entrar a un boliche típico de la V Región.
A ese típico local bailable, con forma de castillo y ubicado a pocas cuadras de la playa de Reñaca, es al que más asisten los mendocinos. Siempre fue uno de los grandes atractivos para la movida nocturna y este año no es la excepción.
Allí los free (pases libres) sirven para las mujeres mayores de 21 años y hombres mayores de 23. Quienes no cumplen con esa edad, o llegan tarde, deben desembolsar entre 4 mil y 10 mil pesos chilenos, lo que se traduce entre $80 y $200 argentinos. El criterio para cobrar, aseguran jóvenes que visitaron el boliche, depende del humor del guardia de la entrada.
Otra reconocida discoteca ubicada en Viña del Mar ofrece pase gratuito a las mujeres que llegan antes de la 1 y a los hombres que lo hacen antes de la 1.30. Si lo hacen después de esa hora deben pagar entre 2 mil y 4 mil chilenos, o sea de $40 a $80. Es uno de los más accesibles, pero uno de los menos concurridos.
Luego llueve una oferta variopinta de boliches para personas más grandes, también con la posibilidad de utilizar los free que se reparten por las tardes en el malecón de la playa de Reñaca, especialmente sobre el IV y V sector.
Fiestas, transporte y bebidas
Este año se hicieron varias fiestas en la V Región. Una importante fue en la que tocaron las mellizas Nervo, dúo australiano de música electrónica, cuya entrada salió 20 mil pesos chilenos. También se presentó Grupo Play en Concón y el pase salió 6 mil chilenos.
A propósito de Concón, el 9 de enero reabrió un boliche muy conocido de ese lugar adonde tocó Vi-Em, banda uruguaya de cumbia, que cobró 7 mil chilenos la entrada general y 12 mil chilenos la vip.
Los ómnibus para ir a los boliches cuestan aproximadamente 500 pesos chilenos, pero para las fiestas de Concón, por ejemplo, cobran desde Reñaca entre mil y dos mil chilenos, o sea entre $20 y $40 argentinos.
Los tragos como fernet, cuba libre, vodka o cervezas individuales se venden en las barras en números que oscilan entre los 4 mil y 5 mil chilenos, o sea $80 y $100 argentinos.
El después de la playa
Otra de las costumbres que tienen los jóvenes en sus vacaciones es, una vez finalizada la jornada de arena y mar, cruzarse a los pubs que se ubican frente a la playa para tomar unas cervezas u otros tragos mientras el sol se esconde.
Existen dos locales muy reconocidos, contiguos entre sí, que ofrecen prácticamente las mismas bebidas y al mismo precio aunque se diferencian por la música que ponen: uno pasa electrónica permanentemente y otro alterna con ritmos latinos.
En uno de ellos las mujeres tienen pase libre siempre y los hombres sólo hasta las 19. En el otro, si llegan temprano, ambos géneros pasan free.
En los dos casos los tragos son pagos y lo que más sale es el balde de 10 cervezas, que se vende por 16 mil pesos chilenos, o sea $320 argentinos. Los dos mojitos valen 10 mil chilenos, o sea, $200 argentinos. (Diario Uno). 

Comentarios