Mundo
Lunes 14 de Diciembre de 2015

Si te roban el celular tenés que seguir estos pasos

Aunque no parezca usual, a diario ocurre en numerosas ocasiones cuando se sale con prisa de algún establecimiento público, ya sea de un bar o un restaurante por ejemplo, por despiste nos dejamos el móvil encima de la barra o en la mesa y cuando nos queremos dar cuenta y volvemos a recogerlo algún amigo de lo ajeno ya se lo ha guardado en su bolsillo.

También se puede dar que en ocasiones se produzcan robos intencionados de este tipo de dispositivos, pero por suerte se trata de una práctica menos frecuente actualmente.
 
En cualquier caso, cuando algo de esto ocurre y se pierde el móvil, el usuario se siente en ese momento como si le hubiesen robado parte de su vida, fotografías, contactos, etc. Incluso la cosa se complica si antes de tomar las acciones oportunas nos utilizan el móvil para realizar llamadas de coste elevado.
 
Pues bien, a continuación se van a detallar algunos consejos para no perder esa información importante que se guarda en el móvil y los pasos a seguir tras perder el terminal.
 
Bloquear la tarjeta SIM o el teléfono
 
Debe ser lo primero que se haga una vez que nos hemos dado cuenta de que se ha perdido el teléfono móvil, bloquear la tarjeta SIM para que la persona que lo tenga en sus manos no pueda efectuar ni recibir llamadas ya que suele ser uno de los usos más frecuentes en el caso de hurto.
 
Para ello se debe llamar al servicio de atención al cliente de la compañía a la que está asociado el móvil y pedir el bloqueo de la tarjeta SIM. Si en ese momento se dispone del IMEI del terminal, también podría bloquear totalmente el teléfono para que no se pueda hacer uso de él. En caso de finalmente recuperarlo, es posible volver a desbloquearlo sin ningún problema del mismo modo.
 
El IMEI es un código de activación del móvil que se encuentra generalmente escrito en la pegatina que hay sobre la superficie donde se encaja la batería y que suele estar compuesto de varios números. Otra forma de conocer el IMEI del teléfono en dispositivos Android, es marcando desde el propio móvil la clave *#06# y aparecerá el código en la pantalla automáticamente. Si se guarda este número de forma segura y se facilita en el servicio de atención al cliente, será posible bloquear el terminal.
 
Sin duda que los contactos, fotos y música suelen ser los contenidos que más trastorno provocan si se pierden junto al móvil. Para evitar esto, hay que tomar medidas previas para que luego todo sea mucho más fácil de recuperar.
 
En los actuales smartphones se necesita tener una cuenta de correo electrónico asociado al terminal para poder hacer uso de algunos de sus servicios. Pues bien, va a ser en esa cuenta de correo donde se deben guardar los contactos de la agenda y no en la tarjeta SIM o la memoria interna del teléfono, ya que de ser así, en el momento que se pierda el teléfono todos estos datos también se perderán con él.
 
Para ello, en los terminales Android cuando se va a añadir un nuevo contacto, justo encima de la casilla que se muestra para introducir el nombre, el propio sistema da la opción de guardar el contacto en la cuenta de correo asociada al terminal, el propio dispositivo o en la tarjeta SIM. Será entonces cuando se tenga que seleccionar la primera opción y por lo tanto se podrá tener acceso a todos los contactos guardados en la agenda del móvil también desde la cuenta de correo incluso si perdemos o nos roban el móvil. Pudiéndolos sincronizar en un nuevo terminal sin ningún problema.
 
Algo parecido ocurre con las fotos y vídeos o la música. En este caso debemos aprovechar las herramientas basadas en la nube para sincronizar este tipo de contenidos en ella y que además de no perderlo nunca, se tenga acceso a ello desde cualquier dispositivo y en cualquier momento.
 
Para sincronizar las fotos o vídeos se puede usar algún servicio gratuito como Dropbox que está disponible para su descarga en Google Play y el cual permitirá configurar la subida de las fotos y vídeos realizados desde el teléfono de manera automática al espacio de la nube sin que el usuario se tenga que preocupar de nada. De esta forma, siempre se tendrán guardadas ahí todas las fotos y por lo tanto no se perderán junto al móvil extraviado, además de poder liberar espacio interno en el terminal.
 
Lo mismo ocurre con la música, esa que tanto nos gusta y por eso llevamos siempre encima desde el móvil, ya que se puede tener sincronizada con algunas herramientas basadas en la nube como iCloud o Google Music.
 
Programas de rastreo
 
Si eres de los que no te conformas con asumir que has perdido el móvil, se puede probar a instalar algunos de los muchos programas de rastreo y monitorización de móviles que existen actualmente. Con ellos, gracias a la geolocalización puede llegarse a dar el caso de que la policía pueda localizar el teléfono y recuperarlo.
 
Algunas de estas aplicaciones se pueden encontrar en las tienda Google Play, App Store o Windows Store, propias para cada tipo de dispositivo, aunque en este caso Android dispone de algunas de reconocido prestigio como Android Device Manager y Cerberus antirrobo.
 
Cambiar las contraseñas
 
Aunque se haya procedido a bloquear el teléfono facilitando el IMEI en el servicio de atención al cliente de la compañía en cuestión, siempre es aconsejable proceder a realizar un cambio de contraseñas en los servicios instalados en el móvil que la persona que lo pueda tener en sus manos pueda hacer uso de ellos de manera malintencionada.
 
Por eso se recomienda cambiar la contraseña de acceso a las redes sociales para que nadie se pueda hacer pasar por uno mismo, la contraseña de acceso al correo electrónico o incluso el código de acceso a la aplicación del banco que se usa desde el móvil para hacer consultas de saldos o transferencias.
 
Fuente: cincodias

Comentarios