Mundo
Miércoles 06 de Enero de 2016

Si pensás hacerte un tatuaje nuevo, te mostramos dónde duele más

Para hacerse un tatuaje en alguna de las zonas en las que se experimenta más dolor, tenga en cuenta que quizá requerirá de varias sesiones para poder terminarlo y que tenga un buen color y delineo. Además, es probable que necesite varios días de descanso en sus actividades diarias, así que piénselo mucho antes de aventurarse.

En el primer nivel, identificado con el color amarillo, se ubican las zonas menos propensas al dolor, entre las que se encuentran la parte exterior del brazo, el antebrazo, la parte exterior de las nalgas, el muslo y las pantorrillas, entre otros. Es aconsejable que en esos lugares se haga los primeros tatuajes, especialmente si usted no es muy propenso a soportar altos niveles de dolor.
 
En el segundo nivel, cuyas zonas están pintadas de naranja, incluye partes como la espalda, los hombros y la parte interna y lateral de los muslos, entre otras. Estas partes del cuerpo no son recomendadas para un primer tatuaje, especialmente porque son zonas de gran movimiento y la piel es mucho más flácida, por lo que lleva más tiempo completar el tatuaje, tarda más en sanar y requiere más cuidado.
 
En el tercer nivel, de color rojo, aparecen zonas como los codos, las rodillas, las manos, la cabeza, el cuello, los pies, el pecho y la entrepierna. No son partes recomendables para los primeros tatuajes, debido a que requiere de mucha concentración mental y son áreas de alto movimiento, por lo que el tiempo de recuperación es largo. Además, en zonas como las rodillas y los codos, la mala calidad de la piel aumenta el tiempo de elaboración del tatuaje.
 
En el cuarto nivel, de color violeta, la de más alto dolor, están zonas como las caderas, las costillas, la parte trasera de las rodillas, las axilas, la parte interior de los codos, los pezones, los labios y los genitales, entre otros. Usted tendría que estar muy seguro para intentar un tatuaje ahí porque podría pasar por una sesión llena de llanto, en el mejor de los casos, o desmayos y que quede el tatuaje a medio camino, en el peor.
 
Fuente: Pulzo

Comentarios