Mundo
Sábado 25 de Junio de 2016

Si estás embarazada tené en cuenta estos tips

La alimentación durante el embarazo , además de ser de vital importancia para el buen desarrollo del bebé en el vientre materno, también evita la aparición de enfermedades crónicas en la madre.

Entre las enfermedades que se pueden prevenir están la diabetes gestacional (alteración de niveles sanguíneos de glucosa en el embarazo); dolencias cardiovasculares y preeclampsia (aumento de prensión arterial antes o durante el parto), recordó la nutricionista Sherly Fonseca, durante la segunda jornada de nutrición y dietética , realizada hace unos días en David, provincia de Chiriquí.
 
La mujer debe llevar una alimentación completa y balanceada, que incluya la ingesta de todos los grupos alimenticios posibles. Esto cobra mayor importancia durante el embarazo para que se asegure el buen desarrollo del bebé, lo que debe estar acorde con el control de la salud materna para prevenir estas dolencias, reiteró durante su presentación “Alimentación durante el embarazo para la prevención de enfermedades crónicas” .
 
Sobrepeso y más
 
Cuando la embarazada presenta sobrepeso, debe llevar un control de las preparaciones que consuma.
 
Debe evitar los alimentos con mucha grasa o aceite (fritas); con alto contenido de azúcar o productos azucarados, ya que estos permiten el aumento acelerado e inadecuado de peso.
 
Anota que la embarazada debe evitar el consumo de alimentos procesados (salsa y condimentos artificiales, sopas deshidratadas, productos enlatados); bebidas gaseosas, la malta y el café.
 
Complementos
 
Fonseca recomienda los suplementos de hierro en las embarazadas, ya que esta es una etapa en la que presenta mayor vulnerabilidad a la anemia.
 
Este mineral cumple múltiples tareas o funciones en el organismo, señaló. Por ejemplo, la formación de tejidos fetales y placentarios, indica.
 
Además, el hierro tiene su rol en la formación de hemoglobina, que es el principal medio de transporte de oxígeno a todas las células.
 
Advierte que la embarazada tiene que consumir alimentos con alto contenido de hierro como las carnes rojas, el hígado, el pollo, el pescado, las menestras (frijoles, porotos, lentejas, arvejas y guandú), así como los vegetales de color verde intenso como berro, brócoli y hojas de espinaca y mostaza.
 
La Organización Mundial de la Salud sugiere el consumo de hierro a lactantes de bajo peso al nacer o en pretérmino; a niños de 4 a 59 meses; escolares de 5 a 12 años; y a las mujeres menstruantes, embarazadas y puérperas.
 
También sugiere que se consuma, aparte de las comidas, acompañado de agua o jugos de frutas cítricas como naranja, piña y limón, para una mejor absorción.
 
Esta entidad reitera que el consumo de hierro es una medida de salud pública para aumentar las concentraciones de hemoglobina.
 
Fuente: tipsfemeninos

Comentarios