Mundo
Lunes 17 de Agosto de 2015

Si el ejercicio no es lo tuyo… ¡Existe una cirugía!

Este procedimiento estético es el más demando por los hombres, seguido del implante de pectorales y glúteos…

Los pliegues marcados que van debajo del pecho y en los laterales, así como la perfecta armonía entre cada uno de los “cuadros de la tableta” son indicativo de dos posibles situaciones: una, el arduo ejercicio y decenas de horas en el gimnasio o dos, de la cirugía de implantes de abdominales que llegó para quedarse.
 
La intervención quirúrgica se está haciendo sumamente popular en Europa y en los Estados Unidos, pero América Latina no se queda atrás. Se trata de una cirugía experimental, novedosa y sí, llena de riesgos. La tasa de fracasos, según algunos especialistas va del 30 al 50 por ciento de los casos.
 
El contexto
 
La primera vez que estos implantes comenzaron a popularizarse fue cuando el animador de Reino Unido Darryl Lions, que aparecía en el reallity show Big Brother salió mostrando sus nuevos abs, aunque (en un vientre de por sí ensanchado y redondo) los resultados no parecían favorecerle, pero la tendencia estaba en crecimiento.
 
En algunos países de América como Brasil, la operación alcanza hasta los seis mil dólares y no sólo está siendo requerida por hombres con panza, sino también por atletas como Álvaro Muñoz Escassi, un jugador español de polo que de por sí ya estaba en forma, pero que de pronto se mostró enseñando un abdomen perfecto que sugirió una cirugía estética.
 
Pero, ¿en qué consiste la cirugía?
 
Luego de anestesiar al paciente, el cirujano realizará una incisión en el ombligo para poder colocar los implantes, entre 6 y 8, de silicón. Los implantes se colocan sobre los músculos abdominales reales. La operación dura entre 4 y 5 horas y 2 días de hospitalización. Se debe seguir al pie de la letra los cuidados indicados y en dos o tres semanas podrás exhibir un nuevo abdomen.
 
¿Para quiénes sí?
 
El procedimiento no es para perder peso, es para quien tiene el peso adecuado a su edad y complexión; además, para que el implante funcione sólo debes marcarte.
 
Todos hemos visto las abs de un Cristiano Ronaldo, por ejemplo, quien al día asegura hacer miles de abdominales, pero si no puedes lograrlo, esta opción es para ti…
 
Un dato muy curioso es que esta cirugía es la más demanda por el paciente masculino, seguida de la de pectorales y glúteos.
 
Fuente: de10

Comentarios