Mundo
Jueves 09 de Abril de 2015

Si detectan estas 11 señales, necesitan terapia de pareja

Cuando hay detección oportuna de los problemas y se acude con un especialista salvar la relación es posible. Un estudio publicado en el Journal of Marital and Family Therapy afirma que la terapia de pareja ayuda a siete de cada diez a sentirse felices con su matrimonio nuevamente.

Los conyugues experimentan problemas maritales por más de seis años antes de buscar ayuda con un especialista, situación que dificulta el éxito de la reconciliación. De ahí la importancia de actuar ante las primeras señales de que necesitan terapia de pareja.

Solo se necesita a una persona para poner fin a un matrimonio, mientras que para que funcione se necesitan dos”, afirma Andrew Christensen, profesora de sicología de la University of California, Los Angeles.

La comprensión temprana de las señales de que un matrimonio se encuentra en crisis y necesitan terapia de pareja es la principal ventaja para salir adelante, afirma John M. Gottman, terapeuta de pareja autor de “What Makes Love Last”.

1. Se comunican negativamente. Si tanto tú como tu pareja utilizan lenguaje verbal lleno de críticas destructivas, desprecio, actitud defensiva o evasiva, afirma la psicóloga Andreina Milano de Lombardo.

2. No hablan o tienes miedo de hacerlo. Platicar todo el tiempo debe ser un básico de la pareja, desde el dinero, las cosas del hogar hasta el sexo. Pero si entre ustedes eso no pasa o incluso sientes miedo de las peleas que se darán si lo intentas.

3. Intentos por mejorar fracasados. Constantemente has, o tu pareja, tratado de mejorar las cosas platicando o en el día a día intentando que no se salgan de control, sin embargo nada funciona y lo único que tienes es frustración y desesperanza, afirma Milano de Lombardo.

4. Se castigan retirando el afecto. Han adoptado como costumbre que cada vez que se pelean dejan de ser amables el uno con el otro, incluso se aplican la “ley del hielo” y no hay besos o caricias por largo tiempo. Actuar como “el castigador” provoca un desequilibrio en la relación.

5. Te sientes agobiada. Debido a las constantes acusaciones, ironías y hasta ofensas de tu pareja, las cuales están impidiendo que los demás aspectos de tu vida sean felices porque piensan todo el tiempo sólo en eso.

6. Viven vidas separadas. Hace mucho que dejaron de hacer las cosas juntos, como pareja y por el contrario se decidan a “coexistir” en un mismo espacio. Ya no platican de lo que hicieron en el día y tampoco planean cosas agradables que hacer en el futuro.

7. Ya no tienen sexo. La intimidad es un elemento tan o más importante como el amor, el respeto o el apoyo mutuo, si los problemas han hecho que entre ustedes ya no haya sexo o que cuando lo tienen no lo disfrutas hay que comenzar a actuar, afirma la psicóloga Gema Gómez García.

8. Piensas que tu pareja es infiel o tú has pensado en serlo. Fantasear con otro persona es una señal de que deseas algo diferente de lo que tienes, así que lo mejor es buscar ayuda antes de que te aventures a engañar. Es aún peor si sospechas o ya confirmaste una infidelidad de tu conyugue.

9. Se guardan secretos. En las parejas cada persona tiene derecho a su propia intimidad, pero cuando le guardas demasiados secretos a quien se supone deberías tenerle confianza las cosas no van bien. Al igual que si descubres que él hace lo mismo contigo.

10. Existe trato violento. Si en ocasiones buscas ejercer, o él, dominio mediante actitudes agresivas que generan un daño emocional, físico, sexual o económico, lo cual atenta contra la salud y vida de ambos, indica la psicóloga Andreina Milano de Lombardo.

11. No eres feliz. Cuando te preguntan cómo van las cosas en tu matrimonio te parece lo más difícil recordar y mencionar los momentos felices que vives, y por el contrario son los negativos los únicos que vienen a tu mente, pese a que aún sientes un gran amor.

Fuente: informe21

Comentarios