País
Viernes 20 de Febrero de 2015

Se reaviva la polémica entre el gobierno y los buitres por el pago de la deuda

El mediador Daniel Pollack aseguró que los buitres quieren negociar "sin precondiciones", pero Argentina no responde. Economía dijo que es una nueva "maniobra" contra el país.

La pelea entre los fondos buitre y el Gobierno tuvo este jueves un nuevo capítulo. Todo a días de que Griesa deba resolver si suma a los llamados ‘Me too’ a la causa principal. Esta vez fue luego de que Daniel Pollack, el mediador designado por el juez Thomas Griesa, revelara que la Argentina no respondió una invitación de los holdouts para negociar "sin precondiciones" y sin la exigencia de un pago en efectivo, luego de que la expiración de la clásula RUFO.

Según dijo a pedido del tribunal de Griesa de que hiciera público el estado de las negociaciones, Pollack sostuvo que hubo "múltiples invitaciones" elevadas al estudio de abogados que patrocina a la Argentina y que quejó, de que dos semanas después, no hubo ni una respuesta oficial a ese convite.

El mediador indicó que el 30 de enero último esa propuesta del fondo que lidera Paul Singer llegó al estudio Clearly Gottlieb, que representa al Estado argentino, y dijo que él mismo realizó llamadas de seguimiento. Pero remarcó que, hasta el momento, la administración de Cristina Kirchner "no ha ni aceptado ni respondido a la invitación de los bonistas".

Anoche, el Ministerio de Economía emitió un duro comunicado en el que volvió a recalcar: "Griesa y Pollack, otra vez favoreciendo a los fondos buitre". La cartera que dirige Axel Kicillof admitió que recibió el pedido de negociación e incluso dijo que esa propuesta "estaba en consideración" del Ejecutivo nacional. Fue la primera vez que el Ministerio admitió un tibio inicio de tratativas con los litigantes después de la caída de la cláusula RUFO y responsabilizó al special master por una nueva ruptura.

"De manera intempestiva e inconsulta con la Argentina, Pollack emite un comunicado con el inocultable propósito de favorecer, nuevamente, a los fondos buitre", cargó Economía. Y amplió: "la propuesta incluía la total confidencialidad para el encuentro y para las pretendidas negociaciones. Los abogados transmitieron a Argentina la oferta y le respondieron a Pollack que estaba en consideración".

"Dos semanas después del primer llamado, Pollack, impaciente, acusa públicamente a la Argentina de no responder a la invitación, con el claro propósito de demostrar que Argentina no quiere negociar y los fondos buitre sí. ¿Dónde está la confidencialidad que usted mismo solicitó, señor Pollack? ¿Dónde está su imparcialidad como mediador?", puntualizó Economía.

Comentarios