A un click
Jueves 27 de Octubre de 2016

Se hizo millonario, tras ser adicto, por hacer jugos caseros

Se trata de Khalil Rafati que en 2011 estuvo a punto de morir por una sobredosis. Estuvo dos años presos y luego la vida saludable lo ayudó a dejar las drogas.

La historia de Khalil Rafati tiene ahora un final feliz, pero este hombre la ha pasado mal y ahora cuenta como superó los obstáculos. El peor momento fue en 2001 cuando estuvo a punto de morir tras una sobredosis de heroína en una fiesta de Malibú. Luego pasó dos años en la cárcel, y cuando quedó en libertad se esforzó para salir de ese agujero y cambiar su vida por completo. Quince años más tarde Khalil es un millonario hombre de negocios gracias al éxito de sus jugos caseros.
A pesar de ser ahora una persona de éxito, Rafati no olvida su pasado. En la década de los 90 se trasladó a Los Ángeles para llevar un negocio de venta de automóviles. Las drogas se cruzaron en su camino y se lo quitaron todo. Por suerte pudo desintoxicarse y triunfar en los negocios.
Su historia la ha convertido en un libro: 'Se me olvidó morir'. Con esta obra pretende ayudar a otros que hayan perdido la esperanza de triunfar, como le pasó a él cuando consumía heroína. "Yo toqué el fondo de los fondos, no podía llegar más abajo", comenta el protagonista en una entrevista con The New York Times.
Embed

Birthday Welcome!

Una foto publicada por I Forgot to Die, Khalil Rafati (@iforgottodiebook) el


En cuanto dejó de lado las drogas se dedicó a tener una vida saludable. Empezó a preparar jugos naturales para fortalecer a los pacientes de una clínica de rehabilitación. Esos batidos fueron triunfando en Malibú poco a poco hasta el punto de que venían personas ajenas a las drogas a comprar los jugos de Rafati.
Al ver que tenía un gran producto entre las manos se atrevió a pedir un préstamo bancario para abrir su propio negocio. Con trabajo, ilusión y dedicación fue expandiendo su negocio hasta tener su propia cadena, SunLife Organics, con seis locales en Los Ángeles.
Para seguir ayudando a la gente que quiere salir del mundo de las drogas, Khalil Rafati contrata en sus negocios a personas que están en la situación por la que él pasó antes.
Embed

Feelin like summer!!

Una foto publicada por I Forgot to Die, Khalil Rafati (@iforgottodiebook) el


Comentarios