País
Martes 04 de Octubre de 2016

Se conoció la conmovedora carta de una de las turistas asesinadas en Ecuador a su familia

"Llegó el momento de desplegar mis alas y volar sola", dijo en la carta la joven a su madre, que compartió el escrito en su perfil de Facebook.

Sin quererlo ni pensarlo, la despedida fue para siempre, y el dolor familiar no cesa. Por eso, para aminorar el sufrimiento, Gladys Stefanni, la mamá de María José Coni (22), decidió dar a conocer la carta que Majo le escribió antes de partir de vacaciones hacia Montañita, Ecuador, donde fue asesinada junto a su amiga Marina Menegazzo (21).

Fue un escrito, quizás premonitorio, donde la joven se lanzaba a un largo viaje: "Llegó el momento de desplegar mis alas y volar sola". "Hasta la vuelta", le dijo a su mamá a mediados de enero, ya que su regreso estaba previsto 45 días después. Sin embargo, en la reconocida localidad balnearia encontró la muerte junto a una de sus mejores amigas.

Por el crimen, la Justicia ecuatoriana encontró a dos culpables, a quienes les otorgó la pena más alta en la historia del país: 40 años de cárcel para Segundo Mina Ponce, de 34 años, como autor material, y para Aurelio Eduardo "el Rojo" Rodríguez, de 39, como coautor.

Con dedicación, cariño y llena de detalles, que la caracterizaban, Majo le dejó a Gladys una hoja de su agenda, escrita de puño y letra, utilizando marcadores de diversos colores y dibujos de corazones.

"No me gustan las despedidas, y menos esta que es por un tiempo largo...por lo menos para mí que nunca me voy más de 10 días", inicia el escrito. "De más está decirles que los voy a extrañar horrores, espero que vos a mi también", continúa, con un guiño a su mamá, con un corazón.

La misiva sigue así: "No peleen mucho, ríanse y disfruten el día a día, que la vida es corta y pasa rápido. Si bien me maté trabajando este año, sin el granito de arena de cada uno de ustedes no hubiera sido posible. Gracias por acompañarme, sostenerme, aguantarme y bancarme. No me quiero poner mal, así que los voy dejando. Llegó el momento de desplegar mis alas y volar sola. ¡Los amo mucho! Cuídense. Nos vemos en 45 días!!!. JO".

La emotiva y sensible carta se conoce en Mendoza en medio de la conmoción por la ola de femicidios que se registraron en los últimos días, donde cuatro mujeres fueron brutalmente asesinadas.

"Espero sigas volando, con tu canto y esa sonrisa hermosa, te extraño hijita", fueron las palabras de Steffani en un posteo en la red social Facebook, donde dio a conocer la foto de la carta.

Mientras, en Ecuador continúa la segunda investigación. Según fuentes allegadas al caso, se espera el resultado de las pruebas de ADN a más de seis personas de Montañita que podrían estar relacionadas a los homicidios, y no se descarta que haya "gente de más arriba" como creen los familiares de las víctimas, por lo que podrían estar implicados incluso funcionarios policiales. La fiscal Maria Coloma Pazmiño ha puesto el foco en los rastros de sangre de una toalla y un palo para intentar llegar a los demás involucrados.

El 22 de febrero, Majo y Marina, estudiantes universitarias, solidarias y viajeras, fueron vistas por última vez. La investigación dejó en claro que fueron drogadas, golpeadas, una de ellas abusada y la otra tajeada, hasta morir en Montañita, ubicada a unos 200 kilómetros de Guayaquil mientras terminaban sus vacaciones de verano, que habían compartido con otras amigas, quienes se volvieron a la provincia un par de jornadas antes. Sus cuerpos fueron hallados días después envueltos en bolsas plásticas en un descampado.

Comentarios