País
Jueves 23 de Julio de 2015

Se agudiza el conflicto de la industria láctea y ya se derramaron miles de litros

Confederaciones Rurales Argentinas lamentó que el sector industrial quiera recortar el precio que recibe el productor. Instó a normalizar la situación de "forma urgente". Hay paros y bloqueos.

Los bloqueos a plantas del sur de Santa Fe que protagonizan un sector de productores nucleados en la Asociación de Productores de Leche (APLA), los transportistas de Atlara, e integrantes del sindicato Atilra, se agrava y no parece tener solución cercana. Ya se derramaron más de 7 mil litros y se calcula que pueden ser más de tres millones.
Sin avances en las negociaciones, Atilra convocó a un paro general en todo el país a partir de la hora cero del jueves. La medida de fuerza fue anunciada en el cuarto día de piquetes en la zona de Rafaela, en el oeste de la provincia, donde un grupo de productores y empleados de la industria impiden la salida de productos terminados en las fábricas de Saputo y Sucesores de Alfredo Williner.
Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) tildó de "lamentable situación" la que vive la lechería argentina y lamentó el intento del sector industrial de recortar el precio que recibe el productor, que pretende disminuir de $3,10 a $2,80 el valor del litro pagado en la tranquera del tambo.
"No se tolera cuando todos los costos crecen en disparada inflacionaria, tema que por su importancia ha sido generadora del conflicto", indicó la institución.
Y agregó: "El accionar de ATILRA, en conjunto con productores sin representación gremial de ninguna entidad, con la pasiva actitud de la Subsecretaria de Lechería de la Nación no hace más que profundizar la crisis que atraviesa el sector, impactando no solo a los tamberos sino también a la industria láctea y al consumidor".
Por ello, CRA instó a normalizar la situación de "forma urgente" y solicitó a las autoridades nacionales que "concreten políticas que solucionen la crisis de la lechería, con la representación gremial legítima de los productores y que no adhiera a ninguna medida de bloqueo de plantas fomentadas por ATILRA".
Por su parte, Miguel Paulón, presidente del Centro de Industrias Lácteas, sostuvo que es imposible retrotraer los valores a mayo y argumentó: "Quebraríamos la cadena productiva. Como industria privada quemamos las naves, el nivel de endeudamiento tiene a las empresas comprometidas seriamente".
Ante el fracaso de las negociaciones durante los últimos días, este jueves está previsto que las partes se reúnan con el secretario de Comercio Interior de la Nación, Augusto Costa y otros funcionarios del Ejecutivo para destrabar el conflicto.
Tanto los tamberos como los dirigentes de las principales entidades del sector agropecuario repudiaron la protesta organizada por Apla y Atilra, advirtiendo que las empresas afectadas por el bloqueo dejaron de retirar la producción y eso llevó a que varios camiones cisterna tiraran la leche que no podía ser almacenada por más tiempo.
Los bloqueos impiden el ingreso y egreso de camiones con la materia prima a plantas de Saputo, en Sunchales y en las instalaciones de Williner de la localidad de Bella Italia. El descarte se debe a que el producto, al no poder salir a la venta por los acampes, atiborra los establecimientos y se pudre.La medida de fuerza impulsada por APLA y Atilra arrancó este domingo luego de que las industrias rebajaron el precio que pagan a los tamberos por el litro de leche cruda. El objetivo es dar marcha atrás a esa decisión, en un sector que ya atravesaba una merma en el valor internacional del producto y el encarecimiento de los costos internos.

Comentarios