Jueves 27.11.2014

Mucho sol y más cálido

Min.: 17% | Máx.: 37 °C

Miércoles, 30 de enero de 2013 | 11:17

El justicialismo salió a la calle para reclamar más seguridad

Intendentes, jefes comunales y algunos legisladores reclamaron al gobernador que se haga responsable del tema. Bonfatti dijo que se trató de una maniobra política en un año electoral.

Unos 60 intendentes y presidentes comunales del justicialismo se concentraron frente a la Casa Gris en Santa Fe para reclamar “políticas públicas” de seguridad. La movida contó también con la participación de varios diputados provinciales del kirchnerismo conservador y unos 400 empleados y funcionarios municipales de distintas localidades de la provincia. El gobernador Antonio Bonfatti prefirió no atenderlos por considerar que se trató de un acto partidario para posicionarse electoralmente.


Quien encabezó la manifestación fue el intendente de Venado Tuerto y titular del PJ, José Luis Freyre. Aunque otros dirigentes del interior también se mostraron muy comprometidos con la organización del acto, como los jefes municipales de Ceres –Camilo Busquets–, de Gálvez –Mario Fissore–, de Cañada de Gómez –Stella Clérici– y de Recreo –Mario Formento–. En tanto, María Eugenia Bielsa, Mario Lacava, Héctor Acuña, Erika Gonnet y Patricia Gazcué, fueron algunos de los legisladores que se arrimaron para acompañarlos y también capitalizar la alta mediatización del evento.


Otro dirigente del kirchnerismo santafesino que estuvo en la Plaza de Mayo y después en el hall de la Casa Gris agitando las palmas para que el gobernador los reciba fue el diputado nacional de La Cámpora, Marcos Cleri. Por su parte, los representantes del Frente para la Victoria de Agustín Rossi y del Movimiento Evita optaron por no concurrir a la concentración que fue motorizada (según fuentes del propio PJ) por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el secretario de Transporte de la Nación, el baigorriense Alejandro Ramos.


Todos pudieron decir lo suyo y de manera unánime coincidieron en que el gobierno provincial se victimiza y no asume sus responsabilidades, conferidas por las leyes y la Constitución de Santa Fe. No obstante, evitaron decir que el Gobierno argentino es el principal responsable de la lucha contra el narcotráfico en todo el país, al tratarse de un delito federal. Por caso, el intendente Busquets argumentó: “Esa tarea es común (a ambos gobiernos), pero si la provincia es ineficiente en gestionar lo que necesita de la Nación, lo lamento”.


Para graficar la gravedad del momento, recordó que la ciudad santiagueña vecina a Ceres no tiene los problemas de inseguridad que hay en su distrito y eso que están pegadas. “A mí lo que no me va es que siendo gobierno en la provincia escupas para arriba y le eches la culpa a los demás cuando vos tenés que aplicar las políticas desde el Estado santafesino”, agregó Busquets y denunció que Bonfatti y el Ministerio de Seguridad quieren quitarse de encima sus obligaciones.

Puertas cerradas
Por su parte, José Luis Freyre reiteró que el Foro de Intendentes del Partido Justicialista está dispuesto “a trabajar y colaborar” con el gobierno del Frente Progresista “para que haya una reforma policial profunda, a fondo, con una policía jerarquizada, descentralizada y controlada por la comunidad y por el poder público”. También recalcó que la implementación total del Nuevo Código de Procedimiento Penal ya no puede esperar y lo mismo para la generación de políticas que apunten “a la prevención de adicciones y de combate al narcotráfico”.


Casi en paralelo, el gobernador presidía, junto al intendente de Santa Fe –José Corral–, un acto en la Municipalidad capitalina donde presentaron el plan para extender la red cloacal a toda la ciudad. Allí, Bonfatti le restó importancia a la movilización del PJ y expresó que no los iba a recibir porque los intendentes armaron una estrategia en base a “un posicionamiento político partidario que ocurre en este 2013 porque hay elecciones”.


Conocida esa declaración, el dirigente peronista de Venado Tuerto dijo: “Es muy preocupante. Si nosotros hacemos el pedido (de audiencia) respetuosamente, lo único que queremos es poder trabajar junto con el gobernador y establecer pautas y políticas de consenso. De ninguna manera queremos obtener un rédito político con esto, porque acá perdemos todos, los dirigentes y la gente. A mí me reclaman en mi ciudad y yo no puedo quedarme callado cuando me plantean las cosas, entonces las digo y me dicen destituyente”.


Muy molesto. El intendente de Gálvez, Mario Fissore, dijo que la conferencia de prensa que brindaron anteayer en Capital Federal, Hermes Binner y Antonio Bonfatti, para reclamar que la Nación se comprometa en la lucha contra el narcotráfico y deje de atacar a la gestión socialista, bien podría ser el inicio de la campaña electoral a nivel nacional del Frente Amplio Progresista. “Nosotros venimos a ponernos a disposición para dar una mano, y no sólo a reclamar”, acotó el dirigente.


“Si el gobernador nos hubiera dado la entrevista, que la solicitamos hace más de 10 días, hoy no nos habríamos movilizado porque aquí sólo estaría un grupo representativo del Foro de Intendentes. Ahora esperamos que Bonfatti atienda nuestra requisitoria porque nos queremos ocupar del temay, entre todos, atacar esta problemática que estamos viviendo”


Así y todo, el conjunto de los funcionarios peronistas esperaron varios minutos en el hall de la Casa Gris al mandatario provincial, que nunca llegó ni tendió un canal de negociación alternativo para calmar los ánimos; mientras en la puerta sonaban bombos, cánticos y algún que otro insulto al aire. Fue entonces que se presentó una carta en la gobernación en la que los intendentes del justicialismo indicaron que “es fundamental que el gobierno reconozca la grave situación de inseguridad y actúe en consecuencia”.


En el escrito también sostuvieron que salir de la actual crisis sólo será posible si se crean “las políticas públicas necesarias para dar fin a la angustia de los santafesinos”, entre ellas, “solucionar la crisis institucional desatada a partir del escándalo policial, con profundas investigaciones por enriquecimientos ilícitos, con medidas concretas como la modernización y tecnificación de la fuerza”.


“Además pedimos que el gobierno tenga verdadera convicción para dar solución al problema de la inseguridad. Los santafesinos necesitamos coraje y transparencia de parte suya y su equipo, y no ataques mezquinos echándole la culpa a otros”, le recomendaron los dirigentes de la oposición a Antonio Bonfatti en referencia a las críticas que hizo a la Nación por no comprometerse en la lucha contra el narcotráfico.


También, señalaron que “los santafesinos necesitamos que el gobierno provincial genere igualdad, que implemente políticas públicas que apunten al desarrollo de los sectores vulnerables para contribuir contra la lucha contra la inseguridad”. A su vez, añadieron, “necesitamos desarrollo y puesta en práctica de políticas públicas adecuadas con la realidad” porque “las vigentes no alcanzan”.


“Los intendentes seguiremos acompañando a nuestras comunidades con «los consejos de seguridad», «los buzones de la vida», «el diálogo institucional» y con el permanente apoyo económico concreto de nuestras austeras economías, incluso a las fuerzas de seguridad”, manifestaron los intendentes en la carta que ingresaron por mesa de entrada de la Casa Gris.


Finalmente, señalaron que tienen el “anhelo que Santa Fe siga siendo orgullo nacional por el trabajo de su gente y no conocida por la connivencia entre los sectores de la fuerza policial y la delincuencia”. Por ello, le dijeron al “señor gobernador: es su responsabilidad, legal y constitucional, hacerse cargo del problema y resolverlo. En ese camino nos encontrará junto a usted”.

Dejanos tu comentario