Sábado 23.08.2014

Nublado, con chubascos

Min.: 6% | Máx.: 21 °C

Viernes, 24 de mayo de 2013 | 10:30

El gobierno provincial habló de la difícil relación con la Nación

El ministro de Gobierno Rubén Galassi, dijo que “nosotros estamos trabajando para que en 2015 haya un gobierno nacional distinto, con una mirada más amplia y que reconozca los problemas”.

Rubén Galassi, ministro de Gobierno y Reforma del Estado, en ruedea de prensa se refirió a dos temas claves en el mundillo político: la actualidad del Frente Progresista y los diez años del kirchnerismo en el poder. Respecto de la coyuntura política del Frente Progresista, principalmente se refirió a la idea de evitar las internas de cara a las elecciones de diputados nacionales. En primer lugar, el ministro de Gobierno prefirió no confrontar con aquellos dirigentes que están reclamando mayor apertura en el debate de quiénes deben ser los candidatos, por caso, el propio vicegobernador Jorge Henn pretende a un dirigente de su sector (Cauce Progresista) entre los primeros lugares de la nómina.


En segundo lugar, indicó: “En Santa Fe hemos construido un frente, con matices y diferencias, un proyecto diferente y la lista de diputados nacionales va a contener a la inmensa mayoría de los dirigentes. Y después, quienes no estén de acuerdo, tienen su derecho de opinar; pero serán ellos los que tengan que explicar las razones y no


“Yo estoy totalmente de acuerdo con que Hermes Binner, el ingeniero Barletta, Pablo Javkin (integren una misma lista), que además son tres dirigentes de Santa Fe que presiden tres partidos a nivel nacional (el socialismo, la UCR y la Coalición Cívica-ARI, respectivamente), ¿cómo no vamos a estar de acuerdo?”, añadió Galassi y le pidió a los que no están de acuerdo con esa tríada que hagan público qué quieren. “Yo estoy fervorosamente a favor de la integración de esta lista y estamos trabajando, no para ganar una elección interna, sino para ganar las elecciones generales”, finalizó.

Década kirchnerista
A diez años de la llegada del kirchnerismo al poder en la República Argentina, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado de Santa Fe, Rubén Galassi, dijo que ese proceso político se está agotando porque hoy son más los desaciertos que los aciertos. El funcionario está convencido que la fecha de vencimiento es 2015, cuando sean las próximas elecciones presidenciales en el país.


—Ministro, hoy se habla de la década ganada, ¿cuál es su opinión respecto del kirchnerismo?

—Los problemas son cuando un proyecto político se cree dueño de la verdad y se cree que son los únicos de la historia. Es decir, ellos fueron el gobierno de un país, y como tal, tuvieron un inicio y en algún momento tendrán un fin. No es como nos quieren mostrar, que en estos 10 años fueron todos logros, aciertos y que el país, prácticamente, empezó a existir desde el 25 de mayo de 2003.
Para Galassi, el kirchnerismo “ha sido un gobierno que tuvo, sobre todo en la primera etapa (la de Néstor Kirchner), aciertos”. Sin embargo, considera que hoy está “terminando un proceso, un ciclo, no sólo porque la Presidenta no tiene reelección sino porque –fundamentalmente– como proyecto político está llegando a su fin, se está agotando”.


En ese contexto, dijo que no tiene dudas de que en 2015 “habrá un nuevo gobierno” en la Nación. “En concreto, creo que son 10 años en donde al principio hubo aciertos importantes que acompañaron un proceso que se dio en toda Latinoamérica y que hoy son más las dificultades que los aciertos”, indicó el funcionario en diálogo con el programa RPM.


—¿Se puede hablar, entonces, de pos kirchnerismo?
—Yo no voy a analizar lo que le pasa al kirchnerismo. Pertenecemos (en el socialismo) a un proyecto distinto y nosotros vamos a trabajar para que el doctor Binner sea el presidente de la Nación. Lo que haga el kirchnerismo, o el pos kirchnerismo, es una cuestión del Partido Justicialista.


“Nosotros estamos trabajando para que en 2015 haya un Gobierno distinto, que haya una mirada más amplia, que reconozca los verdaderos problemas de Argentina. O sea, que reconozca que la inflación necesita medidas estructurales y no que un grupo de estudiantes –con todo el respeto que tengo por ellos– salga a controlar los precios; que sepa que el salario no es ganancia, por lo tanto no debe ser un impuesto, mientras que la renta financiera no lo tiene; que entienda que hay que respetar a los trabajadores del campo, a los productores”, evaluó Galassi.


Además, otro aspecto que marcó como dificultoso para la Nación es su relación con las provincias, tanto en el trato político como en la remisión de partidas. “Hay algunas posiciones (del kirchnerismo) que nos llevan a un país unitario, y eso lejos de agrandar a la Argentina la hace cada vez más chiquita, con una persona que decide sola en la Casa Rosada”, argumentó el dirigente, y señaló que la antítesis de ese modelo es el que representa Hermes Binner y los partidos integrantes del Frente Amplio Progresista.


“El paso previo a 2015 son las elecciones de 2013, donde desde Santa Fe tendremos que empezar a darle cada vez más visibilidad a este proyecto alternativo al kirchnerismo. En octubre, seguramente, y esto no es una cuestión de soberbia sino que lo recogemos todos los días en la calle, los santafesinos van a adherir masivamente a la candidatura de Binner y lo van a instalar como un claro referente a suceder este proyecto del actual Gobierno”, conjeturó el ministro, que es la principal espada política del gobernador Antonio Bonfatti.

Un guiño para Barletta
Rubén Galassi también se refirió a la coyuntura política del Frente Progresista, principalmente a la idea de evitar las internas de cara a las elecciones de diputados nacionales. En primer lugar, el ministro de Gobierno prefirió no confrontar con aquellos dirigentes que están reclamando mayor apertura en el debate de quiénes deben ser los candidatos, por caso, el propio vicegobernador Jorge Henn pretende a un dirigente de su sector (Cauce Progresista) entre los primeros lugares de la nómina.


En segundo lugar, indicó: “En Santa Fe hemos construido un frente, con matices y diferencias, un proyecto diferente y la lista de diputados nacionales va a contener a la inmensa mayoría de los dirigentes. Y después, quienes no estén de acuerdo, tienen su derecho de opinar; pero serán ellos los que tengan que explicar las razones y no buscarlas en nosotros”. La frase también representa toda una posición política del socialismo ante los reclamos que hicieron los radicales encolumnados con Henn y Fabián Palo Oliver, entre otros.


“Yo estoy totalmente de acuerdo con que Hermes Binner, el ingeniero Barletta, Pablo Javkin (integren una misma lista), que además son tres dirigentes de Santa Fe que presiden tres partidos a nivel nacional (el socialismo, la UCR y la Coalición Cívica-ARI, respectivamente), ¿cómo no vamos a estar de acuerdo?”, añadió Galassi y le pidió a los que no están de acuerdo con esa tríada que hagan público qué quieren. “Yo estoy fervorosamente a favor de la integración de esta lista y estamos trabajando, no para ganar una elección interna, sino para ganar las elecciones generales”, finalizó.

Dejanos tu comentario