San Juan
Domingo 08 de Octubre de 2017

Es la Economía, estúpido!

Las decisiones políticas para definir el reparto de fondos y la dinámica de la economía exponen a la Nación y a San Juan en una confrontación histórica. ¿Es una complicación o un desafío?

La frase que popularizó Bill Clinton en la campaña política de 1992 y que lo convirtió en Presidente de los Estados Unidos; hoy permite trasladarla a diversas situaciones de la vida cotidiana y los más atrevidos incluso llegan a usarla de manera discursiva cada vez que hay que "remarcar" un hecho trascendente.

Las decisiones políticas que toma un Gobierno en esta materia, la economía; generan siempre contrapuntos entre los que se ven beneficiados por esa acción y los que no. Así quedó San Juan frente al Gobierno Nacional por ejemplo en: el reparto de fondos para Obra Pública, Los Fondos del Conurbano Bonaerense y el envío de dinero para la construcción de viviendas. En este último caso; el Secretario de Vivienda de la Nación, Domingo Amaya, recibió una dura respuesta del Ministro de Hacienda Roberto Gattoni, cuando el funcionario nacional osó vanagloriarse con la gestión que permite el envío de presuntos fondos a la provincia.

"Me genera molestia y preocupación" dijo el Ministro Gattoni y agregó: "que el Secretario de Vivienda venga y haga semejante declaración a un mes de las elecciones puede prestarse a cualquier interpretación".

En verdad la interpretación deja de ser cualquiera y se muestra evidente al tener en cuenta que tras la dura respuesta del funcionario local, nadie en la Nación se atrevió a contradecirlo.

Si nos centramos en la defensa de los fondos del Conurbano Bonaerense nos encontraremos con otra disputa donde 22 gobernadores se encolumnaron tras la figura de Uñac para arremeter contra la provincia de Buenos Aires ( protegida de Mauricio Macri aunque lo niegue ) que busca recuperar terreno tras décadas deficitarias en materia de administración. Mostrar una provincia de Buenos Aires ordenada significará potenciar a la mujer de su Frente Electoral que hoy mejor aceptación popular tiene a la luz de las encuestas.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ya anticipó que dirimirá el tema después de las elecciones, decisión que nos tomaría un párrafo aparte de análisis si consideramos que no debería una Corte estar atenta a tiempos electorales para tomar decisiones. Su misión debe redundar en el bien común, no en una especulación electoral.

Ahora bien; solo he tomado dos ejemplos para analizar de manera sucinta los contrapuntos que se dan hoy entre Nación y Provincia nada más y nada menos que en el reparto de fondos, la cuestión que permite el desarrollo del diseño que mueve el consumo y da trabajo: La Obra Publica.

Hoy el Gobernador Sergio Uñac ha mostrado una firme decisión y un mensaje claro sobre su posición. La defensa de los fondos que le corresponden a la provincia son innegociables. La buena sintonía con la Nación que se planteó en el primer año de gobierno ahora muestra los dientes si es que de plata se trata. Hasta allí llega mi amor. Claro está que no se trata de una guerra o un conflicto social a lo Cataluña donde la dos partes en conflicto se agarren de los pelos por conseguir sus objetivos, se trata de un "desafío" en ambas partes. Estamos acostumbrados, la historia nos lo ha demostrado, a optar entre blanco o negro: Unitarios o Federales, Politicas sociales o liberales, Kirchneristas o Macristas y la lista es extensa.

Hoy tenemos enfrente una realidad que se dio, tal vez sin darnos cuenta, de transitar entre dos aguas que nunca en la historia política nos pasó: "gobernar también cuando haya disidencia; repartir y ser equilibrado también aunque sea una provincia de distinto color político al del gobierno Nacional"

La frase que popularizó Bill Clinton bien podría venir a poner paños fríos ahora cuando mantenemos una apariencia dentro de las diferencias. Ni la Nación, ni la Provincia... tan solo es... es ..."ES LA ECONOMÍA, ESTÚPIDO" la única causa y consecuencia de lo que nos sucede, así como fenómeno aislado, sabiendo siempre que la economía nunca es un fenómeno de esas características

No vayamos a pensar que son decisiones las de la Nación que buscan un beneficio electoral no, no para nada, ni pensemos que se trata de una vetusta manera de hacer política donde se premia y castiga según la cara el cliente, naaa...en absoluto... ni tampoco pensemos que existe una inocente defensa desde los gobiernos provinciales. Claro está que en el último caso los deja mejor posicionados ante la opinión pública. Quién podría estar en contra de un Gobernador que defiende a su pueblo.

La madurez en democracia hoy nos pone ante un escenario que nos obliga a recordar la grabación "recalculando" la misma del GPS, esa que siempre pretende orientarnos. Hoy tenemos la obligación de hacer crecer a San Juan, desde una óptica distinta, innovadora, moderna; donde el rol del gobernante cobra preponderancia más allá del color político que represente. Gobierna para todos y tenemos la enorme oportunidad de demostrarlo y somos capaces.-

Comentarios