San Juan
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Comenzaron las obras del edificio de la fábrica de paneles solares en Pocito

Esta iniciativa genera muchas expectativas para la provincia como polo tecnológico y teniendo en cuenta que el gobierno nacional pretende sacar la ley de Generación Distribuida.

Comenzaron con gran expectativa las obras del edificio de la fábrica de paneles solares, en Pocito. Esta iniciativa genera mucha expectativa para la provincia como polo tecnológico. Mas cuando se conoció que el gobierno nacional pretende sacar antes de fin de año, la media sanción en Diputados, para la ley de Generación Distribuida.

Ahora, antes de su llegada al recinto, el proyecto deberá ser analizado en Presupuesto y Hacienda, donde se prevé que será avalado sin sobresaltos.

En la reunión, el diputado Jorge Taboada (Chubut Somos Todos) dijo que "este proyecto ha sido resultado del consenso", destacó que permitirá "que se genere industria nacional" -a partir de la fabricación de los equipos e insumos necesarios para la aplicación de la ley-, y que además "cumple con el objetivo de cuidar el medioambiente".

Por su parte, el legislador Luis Bardeggia (FpV-PJ) resaltó: "Hace un año que varios diputados comenzamos con este proyecto, que es fruto del acuerdo y la coincidencia entre los bloques políticos y actores involucrados en el sector de energía, del ámbito académico y científico". También sostuvo que el objeto de la norma debe ser "el acceso de todos los habitantes de todas las zonas de nuestro país al servicio básico como es la electricidad".

En representación del Ministerio de Energía y Minería, el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, afirmó que "para el Poder Ejecutivo es una norma muy importante" y se trata de "una perfecta complementación con la Ley 27.791". El funcionario se comprometió a que una vez sancionada la ley, sea rápidamente reglamentada.

En su artículo 1°, el texto indica que el objeto de la ley es "fijar las políticas y establecer las condiciones jurídicas y contractuales para la generación de energía eléctrica de origen renovable por parte de usuarios de la red de distribución, para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red, y establecer la obligación de los Prestadores del Servicio Público de Distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución".

La iniciativa indica que todo usuario "tiene derecho a instalar equipamiento para la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables hasta una potencia equivalente a la que éste tiene contratada con el Distribuidor para su demanda".

Además, se establece que "todo proyecto de construcción de edificios públicos deberá contemplar la utilización de algún sistema de generación distribuida proveniente de fuentes renovables, conforme al aprovechamiento que pueda realizarse en la zona donde se ubique, previo estudio de su impacto ambiental en caso de corresponder, conforme a la normativa aplicable en la respectiva jurisdicción".

En cuanto al esquema de facturación, se fija que el valor final a pagar por el usuario-generador será el cálculo neto entre el valor monetario de la Energía Demandada y el de la Energía Inyectada. También se dispone que "el distribuidor no podrá añadir ningún tipo de cargo adicional por mantenimiento de red, peaje de acceso, respaldo eléctrico o cualquier otro concepto asociado a la instalación de equipos de generación distribuida".

Propone además la creación de un "Fondo para la Generación Distribuida de Energías Renovables", el que se conformará como un fideicomiso de administración y financiero, que regirá en todo el país.

Fuente: El Parlamentario

Comentarios